Las entidades deportivas de Esquel y Trevelin hacen malabares para sobrellevar la cuarentena. Los ingresos son mínimos producto de la cuota societaria y los gastos fijos no perdonan, especialmente a quienes poseen grandes infraestructuras que mantener.  

Diario La Portada habló con Diego Campos, vicepresidente de San Martín, sobre la difícil situación que atraviesan los clubes -en general- a causa de la pandemia por el COVID-19 y consideró que falta mucho aún para retomar el funcionamiento habitual.

Recordó el dirigente del “rojo” que llevan más de dos meses con la institución parada y dejó en claro que desde un primer momento acataron las disposiciones del Gobierno Nacional para frenar la propagación del coronavirus en el país.

Sostuvo que las medidas preventivas, por supuesto, golpearon la caja económica. “Tenemos costos que afrontar. Imagínense lo que representa la luz y el gas sólo en el Gimnasio (localizado en el cruce de las avenidas Fontana y Alvear). Después está la cancha del Badén”, repasó.

Afirmó que hoy el grave problema de los clubes se encuentra puntualmente en los gastos fijos. Con las instalaciones cerradas la recaudación es nula. Por esta problemática ya hubo reuniones entre dirigentes deportivos y autoridades municipales.

Comentó luego que a poco de asumir la nueva comisión directiva decidieron aceitar algunos aspectos de la vida institucional como, por ejemplo, la cuota de los socios. “El sistema de cobro no estaba bien organizado. Por eso implementamos el debito bancario”, señaló.

“Teníamos casi todo listo y empezó la cuarentena. Eso hoy hubiese ayudado un montón”, lamentó el vicepresidente de uno de los clubes más antiguos de la ciudad y la región cordillerana. Acotó asimismo que por estos días “el ingreso por el aporte societario es mínimo”.

Cooperativa

Consultado sobre las gestiones realizadas a nivel grupal con la Cooperativa “16 de Octubre”, respondió que básicamente solicitan una tarifa diferencial en cuanto al servicio eléctrico. “Es algo que deberíamos tener porque somos instituciones sin fines de lucro”, manifestó.

Planteó que las entidades deportivas hacen un trabajo social importante en la comunidad y realzó que San Martín cobija mediante diferentes actividades a cerca de 400 chicos de Esquel. Aseguró que esa categoría especial en la Cooperativa “la deberíamos tener más allá” de la coyuntura sanitaria actual.

“Nosotros sólo en el Gimnasio en una época normal tenemos de luz unos 25 mil pesos. En gas el gasto es parecido. No somos un comercio ni una industria. Entiendo que tendría que haber una solución independientemente de la pandemia”, remarcó.

Ponderó de todas maneras que junto a las autoridades de la Cooperativa “16 de Octubre” y la Municipalidad “se está trabajando en algún tipo de bonificación o descuento” sobre la factura, reiterando la necesidad de pensar en el día después del coronavirus.

“Las veo muy lejos”

“A las actividades grupales las veo muy lejos”, admitió Campos en la nota. Entendió que los deportes de contacto como el fútbol parecen difíciles que regresen en lo inmediato. “No soy médico. Pero por lo que uno escucha hasta tanto no haya vacuna el panorama es incierto”, señaló.

Dijo que las actividades individuales lentamente comienzan a ser habilitadas por el Gobierno. “San Martín tiene una escuela de tenis. Creemos que eso a corto plazo vuelve pero lo fuerte como el fútbol y el básquet se ve lejos”, reiteró.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí