Se realizó, recientemente, la primera reunión de la Comisión de Seguimiento sobre las acciones relativas a la emergencia sanitaria suscitada por la pandemia de COVID-19 en el ámbito de las instituciones universitarias públicas, espacio conformado desde el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

Cabe mencionar que de la misma participaron los rectores  de Universidades Nacionales, la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), las Federaciones Docentes (CONADU HISTÓRICA, CONADU, FEDUN, CTERA, FAGDUT y UDA), la Federación No Docente (FATUN) y la Federación Estudiantil (FUA). Y que el encuentro se realizó por sistema de videoconferencia asistiendo por CONADU HISTÓRICA el Secretario General Luis Tiscornia y la Secretaria Adjunta Claudia Baigorria.

En el marco de las intervenciones se reconoció el rol destacado de las Universidades Nacionales en la emergencia sanitaria por la pandemia y las medidas de aislamiento social preventivo obligatorio para minimizar el riesgo de contagio por Coronavirus.

Desde la CONADU HISTORICA se reiteró la necesidad de que los mayores esfuerzos de la comunidad universitaria deben orientarse a la lucha contra la pandemia, al tiempo que a tratar de contener a la mayor cantidad posible de estudiantes, cuya deserción preocupa en muchas regiones y en particular en las cursadas virtuales de las materias iniciales. 

CONADU HISTÓRICA demandó, asimismo, que se respete el Convenio Colectivo de Trabajo de la Docencia Universitaria y Preuniversitaria, en especial el cumplimiento de las funciones y cargas horarias establecidas para cada categoría y dedicación, hoy vulneradas por la sobrecarga laboral que supone la atención virtual a gran cantidad de estudiantes. También se reclamó que las instituciones universitarias garanticen la provisión de los medios adecuados (conectividad, plataformas, capacitación, notebooks, etc.) para desarrollar el dictado de clases virtuales, y que se reúnan los órganos del co-gobierno universitario.

Sólo en la emergencia  

Se dejó en claro que la utilización de herramientas virtuales en la enseñanza constituyen “una cuestión absolutamente transitoria y de emergencia, y que bajo ningún punto de vista puede reemplazar en forma permanente la presencialidad de la enseñanza en las Universidades Nacionales”.

Entre los temas abordados se destaca también el acompañamiento al pliego de reivindicaciones estudiantil en relación a acceso a conectividad, libros y textos, ampliación de las becas, regularidades, correlatividades y promociones que atiendan las características inusuales de cursada, inclusión de quienes no hayan podido conectarse en esta etapa, consensuar modalidades y posibilidades de exámenes parciales y finales, entre otros puntos.

Finalmente, todas las partes, acordaron elaborar un documento con recomendaciones hacia todas las Universidades Nacionales y que recogen los planteos en especial la convocatoria a paritarias en cada Universidad, se constituyan Comités de Emergencia en sintonía con el nacional, se respeten los Convenios Colectivos de Trabajo de los sectores Docente y No Docente y se realicen las reuniones de los órganos del co-gobierno universitario.

UNPSJB  

Susana Rizzuto, docente de la sede Esquel de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) en contacto con La Portada amplió la información señalando  que “desde que comenzó la virtualidad estamos muy pendientes de las condiciones laborales de los trabajadores y en la asamblea se planteó como la pandemia está vulnerando los derechos de los trabajadores docentes universitarios”.

Y agregó que “si bien estamos cobrando el sueldo el tiempo y forma no hemos podido plantear en paritarias particulares esta situación de las condiciones laborales que no están previstas en el Convenio Colectivo de Trabajo tales como tener que utilizar los propios medios desde la casa (computadoras, Internet, etc.). No estábamos preparados para esta virtualidad tan de repente”.

“La Universidad de la Patagonia tomó la decisión de contener a los estudiantes mediante la virtualidad en la medida de lo posible”, indicó. Destacó, además, que “algunas carreras han normado que no es posible evaluar desde la virtualidad porque no son las condiciones adecuadas para los docentes ni para los estudiantes. Muchos tienen que estar en la casa con las familias y eso imposibilita la conexión o dedicación al estudio como corresponde”.

Rizzuto mencionó, en este sentido, que en el caso de los docentes “los problemas técnicos hacen que se exceda la carga horaria. Si Internet no funciona hay que poner a cargar trabajos durante la noche o bien los estudiantes consultan en el horario que pueden. Eso hace que el docente esté casi todo el día afectado a la tarea laboral cuando no todos tienen dedicaciones acordes a la misma”.

Para finalizar sostuvo que “la idea es que en nuestra Universidad se arme el Comité del Consejo Interuniversitario Nacional para ver cómo se van desempeñando estas tareas en las sedes y qué ocurrirá con el inicio del segundo cuatrimestre porque, aparentemente, hasta después de agosto no regresamos a esta nueva normalidad que desconocemos cómo será”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí