La queja es frecuente para vecinos que residen en el 133 Viviendas. Salir de sus viviendas y toparse con residuos de diversa naturaleza desparramados no es una situación agradable para nadie.

La imagen es elocuente. Habla por sí sola. Bolsas de plástico y diferentes residuos ganan paso en uno de los pasajes del barrio.

Las fotos llegaron hasta la redacción de diario La Portada que constató la problemática. Desde el municipio aseguran que el camión recolector pasa y junta lo que puede pero la situación se repite.

Las bolsas de basura en la vereda son una tentación para los perros. El resultado está a la vista. Será cuestión de generar mayor conciencia.      

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí