El PAMI pagará 1.600 pesos correspondientes a los meses de marzo, abril y mayo a más de 500 mil jubilados y pensionados que reciben bolsones de alimentos, dado que por la pandemia deben permanecer cerrados los centros de distribución.

Por otro lado, el PAMI pagará un subisidio de 15 mil pesos para que puedan mantenerse los 4.200 centros de jubilados y pensionados que hoy están cerrados y que en tiempos normales resultan clave para la socialización de los adultos mayores. Según definió la titular del organismo, Luana Volnovich, las medidas -que implican un monto de ayuda de 960 millones de pesos- apuntan a reforzar la asistencia a “una población vulnerable dentro de los vulnerables que necesitan un respaldo alimentario”.

 Volnovich ofreció una conferencia de prensa en la Casa Rosada junto a la titular de la Anses, Fernanda Raverta, luego de una reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Explicaron que hay 540 mil afiliados al PAMI beneficiarios del programa alimentario ProBienestar por el que reciben mensualmente bolsones de comida que incluyen productos secos seleccionados por nutricionistas para complementar la alimentación diaria. Pero debido a la pandemia quedó suspendida esa distribución, o en algunos casos no puede ser entregado con la regularidad habitual.  “De forma extraordinaria el bolsón será reemplazado por una prestación de apoyo alimentario de emergencia, debido a que la mayoría de los centros de jubilados están cerrados”, explicó Volnovich.

Fuente: Página 12.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí