El consejo más escuchado para superar la monotonía del aislamiento social preventivo y obligatorio es “armarse de una rutina”.

Los psicólogos recomiendan plantearse tareas como arreglar el jardín, hacer reparaciones domésticas y apegarse a la lectura, por citar algunas. Qué hacer junto a los niños también se presenta como todo un desafío.   

Lo concreto es que por estos días hay determinados oficios que permiten salidas, que gozan de ciertas licencias.

El Gobierno flexibiliza actividades laborales y quiere darle movimiento a la economía. El propio presidente advirtió eque saldremos de manera gradual pero aclaró que “seguramente los chicos seguirán sin ir al colegio”.       

Ante este escenario se hace cada vez más necesario pensar opciones que tengan a los niños en el centro de la escena.

Consejos

En declaraciones a diario La Portada, Magalí Cossu González, profesora de Educación Inicial, ofreció una serie de recomendaciones. Primero aclaró que los adultos deben tratar de explicar las razones de la cuarentena.

“Es nuestra tarea buscar una manera adecuada para contarles porqué tanto tiempo pasamos adentro de casa y no están yendo al jardín como es habitual. No es sembrar miedo sino conciencia. Es el deber de los grandes traducir qué está sucediendo. Una linda manera puede ser a través de cuentos o imágenes”, explicó.

Destacó asimismo que los nenes son “seres realmente muy perceptivos ante lo que el adulto siente” y por tal motivo “es bueno rever los sentimiento que mostramos” puertas adentro. Afirmó que “el hogar en estos momentos tiene que ser un espacio seguro, tranquilo que nos cobije y contenga”.

Soltar la imaginación

Esta docente de Educación Inicial indicó que el aislamiento es una buena oportunidad para “crear tareas con sentido” y en esa línea aconsejó sumar a los pequeños en los deberes hogareños tales como cocinar, alimentar a las mascotas, regar las plantas, limpiar los juguetes o arreglarlos, ayudar a levantar los platos de la mesa, etc.

“Se tiene que confiar en ellos”, subrayó.

Sostuvo que la cuarentena para frenar la propagación del coronavirus habilita tiempo para asimilar costumbres positivas dentro de las casas relacionadas directamente con “cuidar la naturaleza, el medio ambiente, hacer compost, eco-ladrillos. Son propuestas significativas que esta situación nos invita a iniciar”.

Contó Cossu González que los chicos claramente necesitan “sus momentos dinámicos de movimiento y descarga” de energía.

“Requieren que la casa esté disponible para sus juegos. Más allá de que el adulto pueda proponer horarios y momentos adecuados para ello”, ponderó en declaraciones a este medio. Planteó que el aislamiento permite agudizar el ingenio para romper el aburrimiento.

“Se puede pintar, moldear masas, construir, contar cuentos, hacer circuitos con obstáculos, túneles que puedan ser acompañados con relatos. Es importante que ellos creen sus escenarios y espacios. Hay que encender la imaginación. Y como adultos permitirnos ser espectadores y admirar el poder de creatividad de los nenes, no opacarlos”, completó

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí