La Dirección de Bromatología, Inspección e Higiene de Trevelin realiza hoy viernes una Jornada de Castración. Un equipo de profesionales atiende desde las 8 horas.  

El municipio retoma el programa cuyo objetivo principal es controlar la superpoblación canina en sintonía con una adecuada salud pública y respondiendo a un viejo reclamo sobre todo en la zona rural entendiendo que los cimarrones representan una amenaza para el ganado.

Mario Jones, director del área de Bromatología, explicó a diario La Portada que hoy tiene desarrollo la primera Jornada de Castración del 2020. “El municipio se vuelve a comprometer con esta acción”, resaltó.

Dejó en claro que detrás hay un trabajo conjunto entre el Estado, los propios vecinos y un grupo de voluntarios, indicando que mantienen el mismo plantel de veterinarios bajo la coordinación técnica del especialista Walter Díaz.

Señaló que el programa busca lograr un equilibrio en la población de perros y gatos. “Es masivo, gratuito, sistemático, extendido, temprano y abarcativo”, describió el funcionario municipal en la charla con este medio.

Avisó que el norte es hacer unas 100 intervenciones por jornada. A comienzos de semana llevaban unos 90 inscriptos. Los interesados pueden tramitar el turno llamando al siguiente número telefónico: 02945 695553.       

La medida será extendida en el tiempo, con frecuencia de una vez al mes. Jones aseveró que estarán conformes si superan las 1000 castraciones de perros y gatos en el año, un número que permitirá garantizar la efectividad de la política pública.

A su vez, informó que personal de la dependencia municipal -en conjunto con Trabajadores Comunitarios de Salud en Terreno- visita las zonas rurales con el objeto de proveer pastillas antiparasitarias para la prevención de hidatidosis.

Controles en comercios

Por otro lado, contó que la Dirección a su cargo realiza inspecciones en diferentes comercios de la localidad. “Es en todos los rubros, desde carnicerías a panaderías”, comentó. Los procedimientos en los locales son tanto a la mañana como a la tarde.

Indicó que la intención es supervisar el estado higiénico, bromatológico, la seguridad y la habilitación correspondiente de los negocios, agregando que hay una serie de pautas a cumplir según establece el código alimentario.     

Sostuvo que en líneas generales “el panorama es bueno” y que durante los operativos no encontraron demasiadas irregularidades.

“Buscamos llevar seguridad a toda la población.  Hacemos controles de forma semanal. En todo Trevelin existen 600 habilitaciones. Pretendemos salir regularmente a hacer las inspecciones más allá de la labor diaria que tenemos en la Dirección”, amplió.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí