Una vez más derribaron el cartel que recordaba a Santiago Maldonado y Rafael Nahuel

0

Se presume que una camioneta embistió los postes que sostenían la gigantografía con los rostros de los dos jóvenes que perdieron la vida en el marco de intervenciones de la Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina

“No hay dos sin tres” reza el dicho popular que amargamente acertó con el cartel de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Esquel que por tercera vez fue objeto de un ataque vandálico.

En diálogo con La Portada, Celeste Palavecino, del organismo por los derechos humanos, apuntó que “esta saña de quitar el cartel cada vez que lo ponemos no hace más que recordar la impunidad de estos dos casos: porque tanto por Santiago como por Rafael no hay ninguna persona detenida”.

Explicó que “por tercera vez fue vandalizado el cartel que puso la APDH en memoria de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, dos víctimas de las persecución al pueblo mapuche. Los dos fueron asesinados en manos de las fuerzas que controlan los intereses de los terratenientes, en el marco de recuperaciones territoriales”.

La primera vez “el cartel había sido colocado en la ruta 259, camino al Aeropuerto de Esquel, pasando la Petrobras. A la semana, estimamos que una camioneta por las huellas y la altura del paragolpe, rompió los postes y tiró el cartel. La segunda vez fue colocado el cartel en el Paseo de la Memoria, donde está el monumento recordatorio a Colella, en el arroyo y Ameghino, donde fue vandalizado con pintura roja y negra. La pintura negra se utilizó para tapar donde decía Memoria y Justicia, y la pintura roja para tapar los rostros de Santiago y Rafael, pero curiosamente los ojos quedaron intactos”.

Palavecino advirtió que “la tercera vez fue la noche del 31 de diciembre al 1° de enero, donde otra vez una camioneta, también por las huellas y el paragolpe, rompió uno de los postes y volvió a derribar el cartel”.

Más allá del vandalismo, subrayó que “el reclamo está intacto y la impunidad que hay tiene que ver con este odio, con este ensañamiento hacia el mapuche, hacia el negro, hacia el que reclama, hacia la criminalización de cualquier protesta social, y en especial aquella que tiene que ver con gente muy poderosa”.

A su vez, señaló que “simbólicamente, el hecho de que haya sido en la madrugada del 1° de enero nos hace renovar nuestro compromiso de seguir luchando, renovando el pedido de Memoria, Verdad y Justicia”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí