Para muchas personas una mascota significa una gran compañía y se convierte – con el tiempo compartido-  en parte de la familia por lo que su cuidado debe ser también una prioridad especialmente en ciertas fechas en que están más expuestos como suele suceder en las Fiestas por la venta y el uso – pese a estar prohibido por ordenanza – de pirotecnia.

Patricia Giacobone integra la organización Amigos de los Animales (ADA) y en esta entrevista con La Portada relata su experiencia de trabajo solidario. Ofrece, además, recomendaciones para el cuidado de las mascotas y asegura que al adoptar un perro “hay que saber que se tendrá un hijo para toda la vida”. 

La Portada: ¿Desde cuándo forma parte de ADA?

Patricia Giacobone: El grupo nació en 2012 y yo me incorporé en 2016. Hubo una bifurcación en distintos grupos y yo seguí trabajando formando ADAE que se dividió nuevamente el año pasado. Seguimos, ahora, con la gente de ADA. Y por suerte ya tenemos Personería Jurídica. Nos dedicamos al trabajo de castraciones y quirófano móvil siendo el nexo entre el Municipio, Círculo de Veterinarios y nuestro grupo. Somos un equipo entre las tres instituciones.

L.P: ¿Por qué eligió este espacio para realizar una labor solidaria?

P.G: Somos voluntarias por lo que no percibimos nada. Fue algo que sucedió en determinada etapa de la vida cuando los hijos crecen. Uno ocupa el tiempo que antes se dedicaba a los hijos. En mi caso, desde muy chica, siempre estuvo el amor por los animales. Tengo cuatro perros: tres rescatados y uno de once años que fue un regalo para mi hija, pero que en realidad siempre fue para mí.

L.P: ¿Qué tareas realizó ADA este año?

P.G: Este año nos dedicamos mucho a la parte jurídica, castraciones, campaña de vacunación antirrábica y campaña de desparasitación. También hicimos seis rescates y hemos dado en adopción ciento sesenta perros de Mayo hasta la actualidad.

L.P: ¿Cómo se financia ADA?

P.G: Tenemos tres alcancías: una en el Quirófano, Ferretería Argentina y en Veterinaria Ameghino. Tenemos, además, algunos socios voluntarios que contribuyen con lo que pueden y el resto sale de nosotras. Con la Personería Jurídica y la posibilidad de tener una cuenta bancaria se podrá trabajar en forma distinta.

L.P: ¿Sin la colaboración de los veterinarios sería posible trabajar?

P.G: Sería casi imposible porque pagamos cuando tenemos plata que suele reunirse de la venta de empanadas o sorrentinos. El precio que nos cobran es menor. Estamos muy agradecidas con Veterinaria Ameghino y Veterinaria El Sol. Sus profesionales son incondicionales porque cuando proponemos campañas especiales de castración que se realizan los sábados ellos dejan sus veterinarias para castrar gratuitamente en la Junta Vecinal que coordinamos.

L.P: ¿La concientización de la tenencia responsable de mascotas es lo más difícil?

P.G: Si, y un trabajo que hay que desarrollar es con las escuelas. La idea es que estas charlas estén en la curricula. Se hizo un trabajo hermoso en algunas escuelas.

L.P: ¿El Estado municipal debería ser más activo en las campañas de concientización?

P.G: Si, tendrían que ser más activos. Pero es cierto que tenemos el apoyo del Municipio en lo que proponemos y no nos falta nada para hacer las campañas de castración. Este año superamos las 2200 que habíamos pedido.

L.P: ¿Cómo se puede prevenir el abandono de las mascotas durante el verano y que no se pierdan en los días de festejos de fin de año?

P.G: La ordenanza es clara respecto de la no utilización de pirotecnia. El Municipio tiene que actuar más en controles e imposición de multas para quienes venden como para los usuarios. Hemos logrado el chipeado en los perros donde constan todos los datos. Cuando se incaute el perro habrá una advertencia, la segunda vez una multa y si no se retira el animal la multa corre igual. En caso de no querer al perro igual se paga la multa y pasa a nosotras para que lo podamos dar en adopción. El abandono de las mascotas son casos terribles que tienen que ver con la maldad de la gente. Los dejan como si fueran objetos y en Marzo buscan otro. Siempre decimos que el perro no es un regalo de Navidad porque los animales crecen y se hacen adultos. Solemos ver – en los patios –  maltrato animal y por eso viene bien la nueva ley.        

L.P: ¿Qué mensaje dejaría a los vecinos respecto del cuidado de las mascotas?

P.G: El perro es un miembro más de la familia, no es un objeto ni un adorno. El perro siente, y te acompaña. Tenemos que ser responsables porque en su adultez el perro tiene una capacidad de un niño de 2 años. En el momento que decidimos adoptar hay que saber que se tendrá un hijo para toda la vida. En las Fiestas padecen la pirotecnia por lo que hay que contenerlos en la casa y estar con ellos en la medida de lo que se pueda para evitar que escapen y se produzcan accidentes. Con la convivencia responsable muchas cosas se pueden evitar. El perro no es la seguridad de la casa ni un compañero mientras es cachorrito y es divertido. El perro se hace adulto y necesita de nosotros.                      

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí