Los índices de inflación fueron, en estos últimos años, la noticia tan esperada como temida. Y conocer los nuevos valores lleva a la confirmación de aquello que se percibe cuando llegan las facturas de los servicios o cuando se concurre al supermercado por mencionar sólo dos situaciones de la vida cotidiana.

Octubre no fue la excepción puesto que la inflación, de acuerdo a las cifras oficiales del INDEC, llegó al 3, 3 % y acumula 50, 5 % interanual. La cifra no sorprende y aunque algunos consideran que se ubica por debajo de las previsiones privadas. 

Desde el Banco Central se sostiene que “este número sigue siendo alto pero es 2,6% menos que en Septiembre. La inflación resultó sensiblemente inferior a la estimada por los analistas económicos (4,2%) según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM)”. Y remarca que “la disminución de la inflación en Octubre se vio impulsada, en gran medida, por los menores aumentos en el rubro alimentos (2,5% en oct. Vs 5,7% en sep.)”.

Con todo los aumentos más importantes, durante el mes pasado, se registraron en los rubros equipamiento y mantenimiento del hogar (8,1%), bebidas alcohólicas y tabaco (6,2%), salud y prendas de vestir (4,7%).

Cabe mencionar, además, que en el último año las subas más significativas estuvieron relacionadas con  salud (70,5%), equipamiento y mantenimiento del hogar (63%) y comunicación (54%).

La proyección para el mes en curso no son las mejores teniendo en cuenta los nuevos incrementos en diversos servicios como así también en los combustibles. Y ante un cambio de autoridades en el Gobierno Nacional muchos consideran necesario volver a reajustar precios sólo “por si acaso”.

La clase trabajadora, en tanto, continúa pagando el precio de políticas económicas que no se corresponden con sus necesidades y que profundizan las desigualdades sociales. De la promesa de “Hambre Cero” nada queda por decir. Los índices de inflación y los miles de argentinos que no comen muestran el costado más crudo de las promesas incumplidas.      

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí