Es aparentemente un hecho menor. Se trata de la rotura de un vidrio, sin embargo por diferentes motivos la Fiscalía se opone a la realización de un acuerdo conciliatorio y opta por llegar a juicio. La defensa considera que no podrá probarse la autoría del imputado.

Este lunes se realizó la audiencia preliminar. Fue admitida la acusación pública oralizada por la funcionaria Julia Mateos y la fiscal María Bottini. Por la defensa, Paola Bagnato propuso la realización de un acuerdo conciliatorio, anticipando que su defendido no fue el autor del daño y sería un dispendio jurisdiccional llevar el caso a juicio.

La acusación sostiene que el 18 de Febrero de 2018, alrededor de las 03:00 hs., el acusado habría ido al domicilio de su ex pareja, mientras ella dormía junto a sus hijos. Allí habría arrojado una piedra contra la ventana del frente de la casa, rompiéndolo por completo.

Bagnato sostiene que no hay testigos presenciales y que la mejor salida es arribar a una conciliación, tanto para su defendido que cuenta con antecedentes penales, como para la víctima, ya que será muy difícil probar la autoría y también el contexto de violencia de género ya que la prueba aportada en tal sentido refiere a una situación de años anteriores.

Bottini resaltó que el caso ocurrió en un contexto de violencia de género y descartó, fundamentalmente por este motivo, la posibilidad de analizar una salida alternativa. Añadió además que la víctima no fue a la Fiscalía a procurar que se le pague el vidrio roto, sino a activar los mecanismos legales para obtener protección del Estado frente a una situación de violencia.

El martes se sorteará el tribunal de juicio.

Fuente: Ministerio Público Fiscal.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí