Las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias dejaron mucha tela para cortar en Esquel. El concejal Crhistian Pasquini fue el más votado; Flavio Romano sorprendió a propios y extraños con sus guarismos; el intendente Sergio Ongarato no tuvo la performance esperada; Norma Arbilla se quedó con la interna justicialista; y Sara Domínguez avanzó un casillero. Una de las claves para las generales será captar al universo de indecisos.

“No hay hechos, sólo interpretaciones”, decía Nietzsche. Y con el diario del lunes (o del miércoles), cada espacio hace su propio análisis de las PASO. El cuadro estratégico en estos dos meses dependerá del equipo de campaña que lo pinte, pero sin dudas el objetivo pasará por acercar a los simpatizantes de aquellos precandidatos que quedaron en el camino y, sobre todo, a los que no pasaron por el cuarto oscuro y los casi 1900 vecinos que encuadraron dentro de la categoría “voto en blanco, nulo, impugnado y recurrido”.

Más allá de definir a los candidatos de cada fuerza, la elección fue una “gran encuesta”. Una foto del momento que dejó a algunos contentos y a otros no tanto. Pasquini cosechó un 24,8% y quedó arriba de la tabla. En el equipo del joven abogado saben bien que la diferencia es corta y que sería un grosero error celebrar antes de cruzar la meta. Por eso el lunes bien temprano ya estaban analizando el desarrollo de los comicios, resultados mesa por mesa y escuela por escuela.

“Hay que redoblar los esfuerzos”, fue la “orden” que bajaron en todas las líneas. El edil ahora continuará con su trabajo en el Concejo Deliberante. Con los decibeles abajo, retomará sus recorridos por los barrios y las charlas con vecinos. Dicen que esas visitas fueron redituables. “Nos recibieron muy bien en todos lados”, afirman en el entorno de Pasquini, el candidato del gobernador Arcioni en la ciudad.

Un 21,6% alcanzó el actual intendente. Los números no dejaron muy conformes a Cambiemos. Esperaban más. No son pocos los que apuntaron al contexto nacional desfavorable y a la pobre consideración de Macri en Chubut para explicar lo ocurrido. El lunes mientras el sol comenzaba a ganar cielo, el propio Ongarato ya tenía reunida a su tropa analizando no sólo las PASO sino que además los próximos pasos de gobierno.

“En las Primarias del 2015 quedamos terceros y después ganamos las generales”, recuerdan los altos mandos del radicalismo en la localidad. Equivocados estarán quienes subestimen a un hombre con un apellido de tanto peso en la historia democrática de la ciudad. El jefe comunal reorganizará la estrategia (apoyado por la UCR) y buscará mostrar acciones concretas. Uno de los objetivos a corto plazo será reforzar el mensaje de las obras en ejecución: sistema de desagües, aeropuerto, pavimento, revitalización del centro, etc.

El “batacazo” fue del Frente Vecinal Esquel (FVE). Flavio Romano terminó rozando el 20%. El local de calle Pellegrini y 9 de Julio era pura euforia en la noche del domingo. “Estamos muy contentos. No fue sorpresa. Sabíamos que la gente nos apoyaría”, aseguran. Las chances de acceder a la Intendencia son reales para un espacio que con ideas que pueden gustar más o menos siempre mantuvo coherencia.

“No somos un partido chiquito, somos un partido en serio y fuerte”, decía el concejal, tras conocer las cifras de las PASO, acompañado por Antonio Pontoriero, secretario de bloque y uno de los estrategas de campaña. Están entusiasmados. En el FVE entienden que hay bastante margen para crecer. “Hicimos campaña con 45 mil pesos, vendiendo lentejas los fines de semana”, subrayan. No pueden dormirse en los laureles. Lo comprenden.

En el Frente Patriótico se jugó la verdadera interna. Norma Arbilla derrotó al contador Ricardo Bestene y se erigió como la candidata justicialista en Esquel. Entre ambos treparon al 22,3%. “El que gana conduce, el que pierde acompaña”, repetían antes de las Primarias cuando el escenario era incierto. El tiempo -las semanas próximas- dirán si sucede. Un gesto: El ex ministro de Economía se acercó a felicitar a la ingeniera ni bien terminó el conteo.

En el local de Avenida Fontana hay optimismo. Subrayan que en poco tiempo Arbilla pudo posicionarse dentro del electorado como una opción real y hasta salió fortalecida de la interna peronista. Se vendrá más presencia en los barrios. El que dicen que activará fuertemente en la campaña durante las semanas previas al 9 de junio será Rafael Williams. El ex intendente es todo un motor cuando se trata de contiendas electorales, y posee una agenda de contactos para envidiar.

Otro de los que superó la instancia, por haber logrado más del 1,5%, es Abbance. Sara Domínguez es la candidata de una fuerza identificada con los valores cristianos y el movimiento “salvemos las dos vidas”. Cerca de 650 votos marcaron en las urnas. Nada mal teniendo en cuenta que el partido nació hace un par de meses.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí