La llegada del frío preocupa a los vecinos del barrio Bella Vista. Son 37 las familias que no cuentan con el servicio de gas y esperan una solución antes del invierno. La falta de trabajo es una de las mayores problemáticas. Un grupo de madres pide la apertura de un comedor pero la Junta Vecinal no cuenta con los fondos necesarios para hacerlo.

El presidente de la Junta Vecinal del Bella Vista, Carlos Ñancucheo, confió en diálogo con La Portada que “hay muchas necesidades en el barrio”. Una de ellas, y quizás la más preocupante, es la falta de gas. En este sentido señaló que son 37 las familias que no cuentan con este servicio y que se encuentran a la espera de una solución. Por lo pronto, y ante la inminente llegada del invierno, manifestó que empezó a juntar todos los papeles para presentar en el municipio por el Plan Calor.

Ñancucheo también comentó que preocupa la falta de trabajo y la situación precaria de algunas viviendas. “Tenemos vecinos que la están pasando muy mal hace varios años así que estamos viendo cómo los podemos ayudar”, aseguró y confió que tiene pensado reunirse con la nueva secretaria de Desarrollo Social, Fabiana Vásquez, para informarle sobre esta problemática y buscar una solución.

Asimismo reconoció que la situación es crítica. “Hay muchos jóvenes de 18 y 20 años que son padres de familia y no tienen un trabajo estable”, lamentó. Mientras que recordó que uno de los reclamos de la Junta Vecinal es contar con un espacio para poner en marcha la bloquera que les entregó el año pasado el Gobierno Provincial. “Hace años que estamos peleando por un terreno cerca del barrio, que no sabemos si es de nación, provincia o el municipio, para largar con la bloquera. No sólo le permitiría a los vecinos ampliar sus casas sino que también sería una fuente laboral para cinco o seis personas”, expresó.

El vecinalista comentó que el inicio de clases hizo que se acrecentaran los reclamos. “Muchas familias se acercaron a pedir ayuda pero todavía no recibimos ni un kit escolar del municipio para darles una mano, así que queremos agradecerles a los comerciantes que colaboraron. Por lo menos les dimos un alivio con lo poquito que pudimos juntar”, declaró.

 

“Hay madres que nos piden un comedor”

Ñancucheo sostuvo que “muchos de los presidentes barriales somos nacidos y criados en Esquel, así que vemos las necesidades que hay en los distintos barrios”. En ese sentido planteó que “me gustaría tener una Copa de Leche como el año pasado pero no tenemos fondos. En su momento lo pudimos hacer porque el municipio nos cedía la leche y la harina, pero desde el año pasado no se dio más esto”.

Sin embargo resaltó que “hay madres que me fueron a ver para ver qué posibilidades había de hacer un comedor pero no sabemos de dónde sacar insumos”.

 

Trabajos de pavimentación

Por otro lado, el vecinalista destacó que están avanzando los trabajos de pavimentación en el barrio. “Ahora están pavimentando tres cuadras del barrio, pero todavía nos quedan unos pasajes que se ponen muy feos en el invierno así que queremos ver si se puede adoquinar ese sector; sería un alivio para la gente que vive en la parte alta”, explicó.

Por último, Ñancucheo contó que estuvo conversando con el secretario de Obras Públicas, Alejandro Wengier, para pavimentar una cuadra más cerca de la Escuela N° 24, que es muy transitada y en el invierno se hace imposible de transitar, y le dijo que podría hacerlo antes de que se vaya la empresa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here