Entrevista: “Ver el dolor ajeno nos ayuda a ser solidarios”

La afirmación corresponde a Nilda Chemin Tesorera de la Asociación Cooperadora del Hospital Zonal Esquel quien además cree necesario acompañar el reclamo de la construcción de un nuevo nosocomio.

0
45

Ella es trabajadora municipal jubilada. Fue Directora de Rentas en el Municipio y desde hace más de seis años integra la Comisión de la Asociación Cooperadora del Hospital Zonal Esquel institución reconocida por su intenso y transparente trabajo en beneficio de la comunidad.

Es importante recordar que al nosocomio local no sólo asisten quienes no poseen una Obra Social, sino también quienes sí la tienen pero deben ser atendidos ante una emergencia. Y que la atención también incluye a los pacientes que llegan desde diversos puntos de la región cordillerana.

Su nombre es Nilda Chemin y en esta entrevista con La Portada relata el trabajo que realiza en calidad de Tesorera de la Cooperadora del Hospital. Asegura que los pedidos de los servicios son muchos y que se hace todo lo posible por dar respuestas.

Cree necesario contar con un nuevo Hospital y, entre otras cosas, valora el concepto de solidaridad. “Ayudar a los demás nos hace sentir que somos útiles y nos permite no ser egoístas”, expresó.

La Portada: ¿Por qué decidió colaborar con la Cooperadora del Hospital?

Nilda Chemin: Siempre trabajé en las Cooperadoras de las Escuelas donde concurrieron mis hijos en los niveles Primario y Secundario. Siempre me gustó mucho trabajar cerca de los problemas para no quejarme y ver cuáles eran las situaciones. Cuando me invitaron a participar de la Cooperadora del Hospital, que ya tenía una gran trayectoria, me pareció muy interesante porque creo que trabajar en las Cooperadoras u organizaciones no gubernamentales tiene rédito personal: es mejor dar que recibir.

L.P: ¿Qué significa para usted formar parte de la institución?

N.C: Siempre he tratado de ayudar a los demás en la medida de lo posible y cuento con el apoyo de mi esposo e hijos. Este es un trabajo intenso, pero para mí es una satisfacción porque ayudar a los demás nos hace sentir que somos útiles y nos permite no ser egoístas. Lo importante es descubrir que, en tanto uno se queja de cosas tan simples, hay gente que está peor y la pasa muy mal. Nosotros podemos hacer que esa persona sea mejor atendida. Ver el dolor ajeno nos ayuda a ser solidarios y a no quejarnos tanto. Nos permite también agradecer todos los días estar bien y poder hacer esto por los demás.                  

L.P: ¿Cuán difícil es llevar adelante los números de la Cooperadora?

N.C: No estoy sola en esta tarea. Somos dieciocho personas que trabajamos en esto. En lo que respecta a los números trabajamos en conjunto con la pro Tesorera (Vilma Rosales) que se incorporó hace dos años. Desde que heredé el cargo de Tesorera todo estaba muy ordenado. Nunca se hacen pagos si no hay facturas respaldatorias. Lo importante es manejar los recursos – que no son nuestros sino de la gente que aporta – de la mejor manera posible. En las reuniones quincenales informó de los saldos y otras cosas. De manera anual se hace un balance.

L.P: ¿Este trabajo cotidiano les permite informar a la comunidad cómo se invierten los recursos?

N.C: La respuesta que da la gente a la Cooperadora tiene que ver con esto de mostrar los números. Le contamos a la gente cómo llegamos a las compras que en general son importantes. En 2018 tuvimos un egreso de más de 2. 600.000 pesos.

L.P: ¿Parte de su trabajo es decir al resto de la Comisión qué es factible comprar?

N.C: Cada servicio del Hospital es visitado por dos integrantes de la Cooperadora para ver qué se necesita. Cada pedido debe ser firmado por el director, haberlo pedido a la Administración y que haya sido negado porque no se puede comprar. Cuando el pedido cumple con estos requisitos formales llega a la Comisión y se evalúa en reunión. Se suma el costo de todos los pedidos y debo decir si se puede comprar o esperar. Tratamos de cumplir con todo lo que nos piden en la medida que verdaderamente es importante para el sector.

L.P: ¿Cómo se fijan las prioridades?

N.C: Los pedidos son muchos y cada una defiende su servicio y considera que ese  pedido es el más importante. La prioridad tiene que ver con el costo del servicio y con la evaluación de cuánta gente se verá beneficiada con la compra que realicemos.

L.P: ¿Considera, en lo personal, que la Cooperadora realiza un trabajo que debería llevar adelante el Estado?

N.C: Yo no creo eso. Creo que somos un complemento del Estado. No olvidemos que el Hospital funciona las 24 horas los 365 días del año con cuatro comidas y lavandería. Este concepto de que la salud debe ser gratuita es posible para la gente que no tiene medios y que nunca pudo tener una Obra Social o que tiene una emergencia. La realidad es que nada es gratis. Todo tiene su costo y el Hospital tiene un costo diario enorme. Nosotras, además, de comprar aparatología nueva reponemos las cosas de uso diario que se van gastando. Hay que mantener lo que está, renovar lo que se puede y comprar lo nuevo en aparatología que tiene valor dólar y eso hace que no sea fácil.

L.P: Desde el Ejecutivo Municipal se reclama a Provincia la construcción de un Hospital Regional nuevo. ¿Puede la Cooperadora acompañar este pedido?

N.C: Desde que integro la Cooperadora escucho sobre el reclamo de construcción de un Hospital nuevo. Quienes están desde el comienzo en la Cooperadora siempre desearon un Hospital nuevo. Uno ve que se intenta arreglarlo, pero sigue siendo incómodo y obsoleto. No soy la persona indicada para decir cómo se manejaría el Hospital actual, pero creo que la población ha crecido tanto que sería bueno que haya uno nuevo. ¿por qué no soñar con que esté algún día y acompañar este reclamo que es importante para la comunidad?

L.P: ¿Qué mensaje le dejaría a la comunidad respecto del acompañamiento a la Cooperadora?

N.C: Todos no pueden integrar la Comisión de la Cooperadora, pero es increíble el acompañamiento. La gente ofrece trabajar en algún servicio, colaborar con los eventos y dinero. Quien no hace su colaboración a través de la boleta de la Coop. 16 lo puede hacer siendo socio. También se puede colaborar acercándose a nosotras, a través de la Cuenta Corriente del Banco Chubut, comprando el SEM en el local Del Sur Electricidad que nos dona la comisión y desde Tarjeta Naranja. Con un mejor ingreso se pueden cubrir más los pedidos que nos hacen permanentemente.                   

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here