Al menos en estas semanas previas a las elecciones pareciera que la estrategia del jefe comunal es no polemizar con el resto de los precandidatos. Una muestra de ello es el discurso en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante, una oportunidad que muchos representantes del Poder Ejecutivo aprovechan para cuestionar a la oposición.

“La carta de campaña será mostrar lo que estamos haciendo”, sostuvo el intendente del “Pueblo del Molino” y consideró que mostrar “los logros” de la gestión es la mejor manera de captar el voto de un electorado que a priori no muestra una tendencia clara de hacia dónde irá el voto en estos comicios.

Reiteró que el eje del proyecto reeleccionista será visibilizar “lo que hemos hecho y lo que haremos” hasta finalizar el mandato, allá por diciembre de este año. “Mi estilo es no salir a hablar de ningún otro candidato”, manifestó. Aseguró que eso no suma y que ya bajó línea a su equipo.

“Tenemos la suerte de convivir en un lugar chico. Nos conocemos todos. Nuestros vecinos saben quiénes somos, qué podemos hacer y qué no. En lo personal respeto y charlo con cualquiera. Siempre fui así y no pretendo alejarme de esta forma”, amplió.

Reafirmó que “con agresiones no vamos a llegar a ningún lado”, añadiendo que al ciudadano no le caen simpáticas las peleas y confrontaciones innecesarias entre los políticos. “Finalmente quién decida el nombre del próximo conductor del municipio será la gente”, acotó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here