El precandidato a intendente del PJ realizó críticas al proceso licitatorio. Reclamó la descentralización del centro de esquí y la necesidad de recurrir a los trabajadores y prestadores turísticos para llevar adelante la temporada de invierno.

“Lo que acaba de pasar con La Hoya es el final de un cuento que se venía venir, porque las cosas cuando se encaran mal, terminan mal”, arrancó diciendo Bestene, lanzado en la campaña por la intendencia de la ciudad, y con la experiencia del centro de esquí tras presidir por varios años el Club Andino Esquel.

Advirtió que se trata de “una oportunidad para que nos pongamos los pantalones largos los esquelenses, para que asumamos el rol que nos corresponde y nos hagamos cargo de nuestro centro de esquí”. El proceso licitatorio “arrancó con una copia del pliego del año 1992 del Cerro Catedral, con recaudos formales para una empresa 15 veces más grande en la capacidad operativa que nuestro cerro”.

Bestene señaló que desde el gobierno sabían que si se abría el sobre 2 la licitación no iba a pasar el Tribunal de Cuentas, por los plazos de la concesión, por la garantía, porque no estaban valuados los bienes.  “Es hora de que los esquelenses nos pongamos los pantalones largos y asumamos, de una vez por todas, la descentralización. Y empecemos a trabajar en la apertura  al sector privado, con tiempo, de manera seria y responsable”.

En este sentido, manifestó que “el plan B para solucionar la temporada para este año es convocar a los empleados y a los prestadores de servicios de Esquel y ponerse a trabajar con lo que tenemos. La Hoya está desde el 15 de diciembre del año pasado destruida: se destruyeron los accesos, se destruyó la playa de estacionamiento, y obviamente que no tenemos ninguna confitería La Piedra. Y tenemos que salvar la temporada porque es un sector muy importante el turístico, y La Hoya en particular, para nuestra ciudad”.

El rol del intendente

El candidato cuestionó la falta de participación del ejecutivo municipal en todo el proceso licitatorio. “El intendente tendría que asumir el rol y ponerse al frente de esta situación. Porque La Hoya es una de las tres patas, con el Parque Nacional Los Alerces y La Trochita, de la política turística nuestra. Y si nos desentendemos nos va a ir muy mal”.

Unidades de negocio

Por último, Bestene opinó que la concesión se tiene que dividir por unidades de negocio y no entregar todo el manejo del cerro a una empresa. “Hay que hacer una apertura a la actividad privada, no comparto que hay que darle todo a una empresa, sino que hay que trabajar tres unidades de negocio: los medios de elevación, los servicios y la escuela comercial. Este es el cuarto fracaso en los últimos 30 años de convocar al sector privado, y los esquelenses tenemos que hacernos cargo de nuestras cosas, de La Hoya, de La Trochita y del Parque Nacional Los Alerces que son las tres patas centrales del desarrollo turístico de la región”.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here