Más de 1500 alumnos asisten al edificio donde funcionan las Escuelas N° 767 y 205, el Instituto Superior de Formación Docente 809 y el Jardín 4401. A una semana del inicio de clases, preocupa el mal estado de las instalaciones. Baños rotos, filtraciones de agua, paredes con humedad, una caldera sin funcionar y un patio interno lleno de desechos de palomas son los principales reclamos.

La Cooperadora de la Escuela N° 205, integrada por madres y padres de alumnos, junto a docentes y directivos convocaron en la mañana de ayer a una conferencia de prensa para manifestar su preocupación por el deterioro edilicio. El reclamo data de abril del año pasado, sin embargo todavía no ha habido respuestas y las clases comienzan en una semana.

Darío Banegas, del Instituto Superior de Formación Docente 809, expresó en diálogo con La Portada que “estos reclamos se vienen haciendo por las vías que corresponden pero el punto más fuerte son los baños porque es algo estructural que afecta a todas las instituciones”.

En tanto Luna Novella, en representación de la Cooperadora de la Escuela N° 205, contó que “estamos preocupados por un patio interno en el que se juntan palomas, recién nacidas y muertas, sus plumas y desechos porque es un foco infeccioso que se encuentra a pocos metros de las aulas de Primer Grado”. También señaló que falta cortar el pasto, terminar el ingreso al edificio que comenzó en diciembre y quedó inconcluso, arreglar las filtraciones de agua de los baños que caen sobre la cocina donde se prepara la merienda de los chicos, entre otros trabajos.

“En este tiempo se ha acercado personal de la Delegación Administrativa porque en paralelo han habido otros arreglos en el edificio y si bien hay un compromiso político de solucionarlo, hasta el día de hoy no se ha llevado a la práctica. Todavía no hemos visto gente trabajando y atendiendo los reclamos cuando saben que tenemos la premura del inicio de clases”, indicó Novella.

Asimismo planteó que “desde Obras Públicas se ocuparon de cambiar la grifería cuando hay cuestiones estructurales y más urgentes por resolver como, por ejemplo, los baños”. En ese sentido Banegas sostuvo que si no se arreglan, comenzaremos las clases con los baños clausurados y va a ser incómodo hacerlo con la cantidad de alumnos que tenemos –actualmente son alrededor de 1500-”.

Compromiso asumido

La directora de la Escuela N° 205 se acercó el lunes pasado a la ministra de Educación de la Provincia que se encontraba presente en el acto por el Aniversario de Esquel para manifestarle su inquietud respecto a estos reclamos edilicios. La misma se comprometió a resolver la problemática en el transcurso de estos días a fin de que el Ciclo Lectivo comience normalmente.

Al respecto, Novella expresó que “si bien está el compromiso, falta una semana para el inicio de clases y queríamos avisarle a la comunidad de esta situación. Nosotros queremos que las clases se inicien regularmente para todos”.

Por último, Banegas declaró que “más de mil personas compartimos el mismo edificio así que si no hay respuestas vamos a tener que iniciar las actividades con la clausura de los baños. Por eso necesitamos que se atienda nuestro reclamo”.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí