Los trabajadores municipales, afiliados al SOEME y ZO, que realizaban hoy su tercera jornada de retención de servicios en reclamo del 16 por ciento de aumento salarial de cláusula gatillo correspondiente al segundo semestre de 2018 decidieron en asamblea y por unanimidad levantar la medida de fuerza.

Los empleados municipales decidieron acatar la conciliación obligatoria dispuesta por la Secretaria de Trabajo y se prevé un nuevo encuentro con representantes del Ejecutivo Municipal el próximo viernes.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí