Entrevista: El compromiso de “ayudar a las personas”

0

Ella es abogada y fue asesora en el Registro Civil de Esquel hasta que, a través de un concurso, tuvo la oportunidad de acceder a la dirección de una de las pocas instituciones del Estado que acompañan a las personas durante toda su vida.

Confiesa que llegó a Esquel junto a su esposo e hijos años atrás por razones laborales, sin embargo asegura haberse enamorado del estilo de vida de la ciudad el cual espera se conserve en el tiempo.

Ella es Nidia Bonfiglio quien en dos semanas dejará su cargo, tras 17 años de trabajo, en la dirección del Registro Civil. En esta entrevista con La Portada comparte detalles de su trabajo en la dependencia pública, la relación con los empleados y –entre otras cosas- su intención de continuar trabajando en el ámbito privado una vez que su retiro sea afectivo.     

La Portada: ¿Por qué decidió concursar para el cargo de Directora del Registro Civil?

Nidia Bonfiglio: Todo lo que esté relacionado con el tema legal me interesa. El Registro Civil es un lugar donde se maneja la identidad de las personas. Se inscribe todo lo que da origen, modifica o altera el estado civil y la capacidad de las personas. Es una de las instituciones que acompaña a la persona durante toda  su vida. En los Documentos hay poco margen de error y en las inscripciones hubo modificaciones grandes con la reforma del Código Civil y con las leyes de identidad de género, técnicas de reproducción asistida y el tema de los adolescentes que a los 13 años ya tienen capacidad para determinados actos. Todo esto ha modificado el trabajo que se hace desde el Registro Civil. Uno debe acompañar este proceso y adquirir los conocimientos para hacer las cosas bien. Si uno se equivoca realmente le complica la vida a una persona. Mi profesión de abogada me sirvió para ir adaptándonos a todo esto. Puedo decir con orgullo que el equipo de trabajo que conformamos en el Registro Civil es muy bueno. Los empleados saben por qué las cosas se hacen de determinada manera y qué cosas deben pedir para realizar un trámite. Hay situaciones que escapan a las cuestiones ordinarias y se necesita alguna una interpretación. Esos son los casos que manejo yo.

L.P: ¿Se pudo restablecer el trabajo y la cordialidad con los trabajadores luego de los reclamos?

N.B: Casi todos los empleados (salvo tres) ingresaron durante mi dirección. La relación es de muchos años. Yo considero que los trabajadores tienen derecho a reclamar por sus salarios. No hubo una cuestión personal y no lo tomé de esa manera. Hubo situaciones difíciles cuando me quedé sola en el Registro Civil y las necesidades de las personas seguían estando. En el Registro de Esquel se anotan todos los nacimientos de la ciudad y de la región por una cuestión sanitaria. La zona que abarcamos es muy grande por lo que el trabajo que se realiza es mucho. Uno no le puede decir a quien llega de lejos que vuelva otro día por lo que traté de atender los casos más urgentes y así se transitó ese período que fue duro para todos.

L.P: ¿El edificio propio para el Registro Civil es una deuda del Estado?

N.B: Cuando ingresé tenía la ilusión de que tendríamos un edificio propio, pero nos hemos mudado muchas veces. Eso produce un deterioro en los elementos que tenemos. Ahora estamos un lugar reducido compartiendo espacio con otro organismo. Una de las cosas que más me preocupa es el Archivo porque nosotros tenemos la historia de la Colonia 16 de Octubre y es un tesoro que muchos historiadores han consultado. Es un reclamo genuino tener un edificio propio para que el Registro Civil deje de deambular. El edificio tiene que ser accesible para sillas de ruedas y para que las madres – que recién han tenido a su bebé- se puedan desplazar con cuidado. Tenemos una gran afluencia de público por lo que sería importante que al fin el Registro Civil pueda tener su edificio propio.

L.P: ¿Qué fue lo más gratificante y lo más complejo de trabajo en el Registro Civil?

N.B: El trabajo es hermoso porque permite ayudar a las personas que vienen con un problema. Si se tiene un inconveniente con el tema de la identidad no se puede viajar, tener una cuenta bancaria o cobrar una jubilación. Nosotros siempre estamos dispuestos a tratar de solucionar el problema. En ese sentido he tenido muchas satisfacciones. Y celebrar matrimonios es participar de los momentos felices de las personas como así también de los nacimientos porque los padres llegan felices a inscribir a sus hijos. También está la otra cara que son las defunciones. Estos fueron momentos duros sobre todo en casos de accidentes en ruta porque la familia llega de otro lado y debe esperar que a terminemos con los trámites para poder llevarse el cuerpo. Estos son los momentos duros que a uno lo afectan.

L.P: ¿Se siente parte de la historia de la ciudad?

N.B: Si bien no nací en Esquel este es un lugar que amo. Llegué a la ciudad por el trabajo de mi esposo, pero es el lugar que elegí. Mis hijos, que nacieron en Buenos Aires, cuando les preguntan de dónde son dicen que son de Esquel. Ellos se criaron aquí y aman Esquel.

L.P: ¿Cuándo se efectiviza su retiro en el Registro Civil?

N.B: El último día que iré es el 30 de diciembre porque después tengo vacaciones pendientes que me alcanzan para los meses de Enero y Febrero. A partir de Marzo ya estaré jubilada.

L.P: ¿Cuáles son los planes para esta nueva etapa?

N.B: Creo que en el Estado ya cumplí un ciclo y que tiene que venir otra gente. Seguiré trabajando en mi Estudio Jurídico al ritmo que pueda. Lo importante es mantenerme activa. Soy viuda, y aunque tengo a mi familia, necesito llenar mi vida con alguna actividad. No sirvo para quedarme en mi casa sin hacer nada.

L.P: ¿Qué mensaje le dejaría a la ciudad?

N.B: No sé, desde mi lugar, qué le puedo decir a los demás. Pero creo que tenemos que tratar de conservar las cosas buenas que tenemos en esta ciudad. Todavía podemos vivir tranquilos y nos saludamos con las personas que conocemos. Todavía hay cierta seguridad porque podemos salir de las casas sin temor a que nos hagan daño y eso debemos conservarlo más allá de que la ciudad debe progresar y ojalá lo haga a través del turismo. Espero que podamos seguir conservando este estilo de ciudad que a mí me enamoró y que me sigue gustando.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí