Motivados por el desarrollo de sus pueblos, un grupo de jóvenes de diferentes localidades del interior tomó la iniciativa de avanzar en un proyecto político que ofrezca oportunidades a sus pares, ponga en valor a sus comunidades y genere proyectos en pos de un crecimiento colectivo. Se definen como un grupo abierto, que no está alineado a ningún partido ni ningún candidato.

Leandro Antiman, quien es uno de los impulsores de esta agrupación política regional juvenil que recién se está iniciando, nació y se crió en Costa del Lepá, a tres kilómetros de Gualjaina. Allí hizo sus estudios primarios y secundarios. Egresó con una orientación en Informática pero sus intereses lo llevaron a tener que dejar su pueblo en busca de mayor conocimiento. Primero fue a Puerto Madryn y luego a Esquel donde terminó recibiéndose de Técnico en Producción de Multimedios. Hoy, con 22 años, es fotógrafo, productor audiovisual y maneja las redes sociales. “Yo me crié en el campo y llegué a ir a caballo al colegio; mis padres siempre me incentivaron que debía estudiar”, confió Leandro Antiman a La Portada.

Desde chico vivió el desarraigo de su pueblo y es una de las cosas que más lamenta que tengan que atravesar los jóvenes por falta de oportunidades. “Hubiese estado bueno tener una preparación relacionada con el entorno que recién ahora se está empezando a implementar en el colegio”, sostuvo en referencia a que antes se recibían con orientación en Humanidades, Agrícola Ganadera o Informática, siendo que la mayor actividad de Gualjaina es el campo.

Sin embargo en su caso las cosas serían distintas. A los 12 años comenzó a interesarse por la fotografía. Se definió como un autodidacta aunque hizo algunos cursos a modo de preparación. Empezó a sacar fotos con un celular y hoy cuenta con equipos profesionales. Siempre le interesó retratar la cultura y la forma de vida de las comunidades originarias. No sólo porque él vivió rodeado de ellas sino porque sus raíces son mapuches. “Yo soy descendiente mapuche, siempre me autoreconocí aunque es algo que a los jóvenes les cuesta mucho”, señaló con orgullo.

Hoy ha establecido un vínculo muy estrecho con las comunidades de Nahuelpan, Alto Río Percy, Sierra Colorada y Lago Rosario. En estas últimas dos comunas se encuentra brindando un curso básico de fotografía y video inicial con los chicos. “Lo bueno es que te reciben hablando en “mapudungun” –mapuche-, lo que es muy lindo porque significa que ya vienen con la fuerza del autoreconocimiento”, resaltó.

Contó, además, que parte de su trabajo con las comunidades está vinculado al turismo rural comunitario que está basado en el respeto a la cultura y sus costumbres. “Nosotros no pensamos que para el turismo hay que mostrar grandes infraestructuras sino ofrecer lo cotidiano, el día a día”, explicó Antiman, autor de la foto de tapa del primer libro que escribió Juan Manuel Peralta.

 

Pensando en el futuro

Curioso por naturaleza e inquieto por su juventud, Antiman también comentó que junto a un grupo de jóvenes se encuentran conformando una agrupación política. Todavía es muy incipiente pero aseguró que llegaron para quedarse. Su objetivo es permanecer en el tiempo y consolidarse como una fuerza política. Sin embargo aclaró que no están alineados a ningún partido político ni candidato aunque reconoció que ya ha recibido varios llamados telefónicos para que así sea.

“Uno como joven de Gualjaina ve la realidad de su pueblo, como de los otros, y se plantea qué puede hacer para cambiar la situación en que vivimos. Esto fue lo que me llevó a involucrarme más y a conformar una agrupación de jóvenes comprometidos con sus pueblos”, explicó el joven fotógrafo.

En este sentido planteó que una de las mayores dificultades que tienen los jóvenes del interior es la falta de oportunidades educativas y laborales en sus pueblos. “Muchos de los que nos vinimos a estudiar a otras ciudades, queremos volver el día de mañana pero no tenemos las posibilidades laborales para hacerlo, entonces queremos cambiar esto. Creemos que podemos proporcionarles herramientas y conocimientos a los jóvenes para que puedan regresar y trabajar por sus pueblos”, manifestó.

La agrupación aún no tiene definido su nombre ni su lineamiento político pero está en pleno crecimiento y nuclea en su mayoría a jóvenes del interior. Por ahora es tiempo de debate y de pensar proyectos para crecer. “Queremos que los jóvenes sepan que hay un abanico de posibilidades y que no necesariamente se tienen que ir lejos a estudiar. Creemos que esto va a aportar al desarrollo de los pueblos del interior. Queremos que los chicos salgan preparados, convencidos de lo que van a estudiar y que tengan la proyección de regresar”, concluyó.

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí