Los Talleres de Teatro para Niños, Adolescentes y Jóvenes, que coordina Luis Bertero, exponen este fin de semana dos obras para toda la familia en el Auditorio Municipal. Ayer, sábado a las 21 horas, se presentó “Algunas cosas sobre mí”, una creación colectiva basada en monólogos propios. En tanto este domingo, a las 19 horas, se realizará “Un ensayo con todo”, una historia divertida.

Luis Bertero, quien es coordinador de los Talleres de Teatro “Cosas de Madre” que funcionan en la Secretaría de Cultura de Esquel, manifestó a La Portada que ambas muestras fueron creadas a partir de trabajos de integración e interacción entre los alumnos, generando un espacio de intercambio, a través del juego dramático y teatral.

Los talleres se encuentran divididos en tres grupos: uno de niños de 9 a 11 años, otro de adolescentes de 12 a 15 años y otro de adolescentes y jóvenes de 15 a 21 años. En esta oportunidad son los más chicos y los más grandes los que participan de la muestra de fin de año. “El segundo grupo, que presentó la obra “El Viaje”, hizo ocho funciones en el año así que decidió no presentarse y descansar un poco pero sigue con el entrenamiento”, explicó.

Este sábado se presentaron diecinueve jóvenes y adolescentes de 15 a 21 años con la obra “Algunas cosas sobre mí”, una creación colectiva basada en monólogos propios y prestados. Los chicos interpretaron textos que escribieron ellos mismos sobre temas que los atraviesan y que quieren contar.

Bertero expresó que le da mucho placer verlos trabajar, escribir y actuar. “Ellos están al borde sus emociones, sentimientos y problemáticas”, subrayó.

Una historia divertida

Este domingo a las 19 horas se subirán a escena veintidós niños y adolescentes de 9 a 14 años para interpretar “Un ensayo con todo”, una obra que mostrará el teatro dentro del teatro. “Los chicos van a contar cómo es un ensayo de una obra de teatro: las llegadas tarde, las faltas, las bajas, el que entra en cualquier momento, el que no trae el vestuario y hay que vestirlo con cualquier cosa, entre otras problemáticas”, comentó Bertero, quien fue el encargado de plasmar todas esas vicisitudes en un guión. Será una comedia muy divertida para toda la familia.

 

Un gran año

Bertero manifestó que el balance de este año fue “muy positivo” y se manifestó “muy contento” con el trabajo realizado. “A mí me encanta trabajar con la gente joven porque me renueva la sangre y como educador me apasiona enseñar y aprender de ellos. Los chicos me alegran el alma y uno continuamente tiene que estar renovándose porque los cambios se producen cada vez más rápido desde las temáticas, el lenguaje, la forma de escritura y lo que les pasa hoy en día a los niños, adolescentes y jóvenes”, destacó.

Por último, confió que “siempre pensamos en un trabajo que sea respetuoso de todo el público porque son muestras muy afectivas, donde viene la familia y los amigos, así que trabajamos textos para todas  las edades y para que todos se sientan identificados”.   

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí