El secretario de Producción, Tomás Schinelli, explicó que no hay estadísticas oficiales sobre la cantidad de residuos generados por habitante en Trevelin pero utilizó un ejemplo gráfico: “Llenaríamos por completo el Histórico Salón Central en tan solo una semana”.

Durante la primera semana de septiembre el municipio puso en marcha un programa diferenciado de recolección. Lunes, miércoles y viernes pasa el camión en búsqueda de lo orgánico. Mientras que el martes y jueves es turno de lo inorgánico.

El secretario de Producción no dudó a la hora de destacar esta iniciativa que en última instancia pretende lograr una localidad más limpia, sostenible y amigable con el medio ambiente. “Iniciamos un proceso que sabemos es a largo plazo”, subrayó.

Schinelli dejó en claro que los resultados no se verán de inmediato. Sostuvo que la población debe ser reeducada en torno a la separación de la basura en origen y al consumo racional de productos puntuales como empaques, plásticos, etc.

Agregó que de todas maneras lograr número absolutos es hoy una utopía y que, por ejemplo, en Esquel los datos hablan de un 60%.

Explicó que teniendo en cuenta los limitados recursos del municipio establecieron un cronograma para la zona urbana y otro para los sectores más alejados.

La circulación del camión es diaria a nivel centro y después “iremos articulando para poder implementarlo en los parajes”, dijo.

Campaña permanente

Contó el funcionario municipal que la intención es motorizar una “campaña permanente” de concientización y que buscarán a lo largo de estos meses llegar con un mensaje claro a los vecinos poniendo en valor la importancia de hacer una correcta separación domiciliaria.

Garantizó presencia en los medios de comunicación, colocación de cartelería y visitas a establecimientos educativos para brindar charlas. “La idea es ir a todas las escuelas para que los chicos vayan asimilando conceptos”, afirmó.

Reconoció que aún resta mucho camino por recorrer y que de a poco consolidarán ciertos hábitos relacionados directamente con el cuidado del ambiente, la limpieza urbana, la protección del entorno y la generación de residuos. Pero aclaró que esto debe ir acompañado de legislación clara y de voluntad política.

Respecto a cuánto produce la localidad por habitante, Schinelli comentó que habitualmente se habla de un kilógramo diario. No obstante, recalcó que “eso no está medido” y que es difícil determinar sin realizar un relevamiento previo. 

“Lo que siempre transmito que el Histórico Salón Central podría llenarse en todo su volumen en sólo siete días con la basura que produce la comunidad. Eso sirve un poco de parámetro”, manifestó el secretario de Producción del municipio.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí