El comisario Javier Rehl contó a La Portada que la Comisaría Segunda llevaba un mes y medio sin un hecho delictivo hasta el robo al comercio “El Cencerro”. Aseguró, además, que la mayoría de las intervenciones policiales es por violencia de género y que inclusive han llegado a detener personas por no cumplir con la medida de prohibición de acercamiento.

Días atrás la carnicería “El Cencerro”, ubicada en el barrio Bella Vista, sufrió un violento asalto cuando dos personas encapuchadas ingresaron a mano armada y se llevaron la recaudación de la caja registradora. Al respecto el Jefe de la Comisaría Segunda, Javier Rehl, sostuvo a este medio que se encuentran trabajando en forma conjunta con la Brigada de Investigaciones para dar con los autores de este hecho delictivo. “Hace un mes y medio que veníamos sin ningún hecho delictivo en la Comisaría, sí tenemos llamados porque se trabaja mucho con el 101 pero se ha logrado dar con las personas, algunos en flagrancia y otros después de cometer el hecho”, explicó.

Sin embargo destacó que “la mayoría de las intervenciones que tenemos es por violencia de género e incluso hemos llegado a detener personas por violar la prohibición de acercamiento”. Agregó en este sentido que la dependencia está al tanto de quiénes están bajo ese tipo de medidas para trabajar en forma expeditiva.

El comisario contó que la dinámica diaria del trabajo de la dependencia policial está abocada a la prevención y la seguridad. “Cada semana evaluamos la cantidad de denuncias que recibimos y hacemos un mapa del delito donde se define cuáles son las zonas vulnerables a reforzar en cuanto a los robos o hurtos que se registran”, reveló.

Por su parte el área de Operaciones de la Unidad Regional también confecciona su propio mapa del delito y hace un cruce de información para reforzar el trabajo de cada comisaría con más personal, móvil o motos a fin de incrementar las recorridas y los controles.

Hoy la Comisaría Segunda cuenta con tres unidades abocadas a la tarea de prevención diaria ya que una se encuentra bajo reparación. En este sentido realizan controles permanentes en La Trochita tras el incidente con el RAM, en la zona comercial que se ha incrementado bastante sobre la Avenida Ameghino desde Avenida Perón y la calle Volta, la Terminal de Omnibus y el Supermercado “Felicidad”. Además colaboran con la guardia del Hospital durante el turno noche, los corredores escolares y las recorridas tradicionales por los diferentes barrios.

Recomendaciones

El comisario también sostuvo que se ha hecho la tarea preventiva de conversar con los comerciantes y vecinos para que estén atentos a los movimientos extraños y alerten a la policía. “A los comerciantes les recomendamos que el horario de apertura no sea en forma temática y que tomen la precaución de llamar al 101 si ven algún vehículo que no sea del lugar para que lo podamos identificar. También les dijimos que no dejen mucho dinero en la caja y que no comenten los movimientos que hacen porque Esquel dejó de ser un pueblo y hay mucha gente que no conocemos”, comentó. Al tiempo que destacó que en el horario de cierre de los comercios es cuando más se incrementan las recorridas con móviles y personal.

En tanto a los vecinos les manifestó que “la seguridad la hacemos entre todos, así que les pedimos que llamen ante cualquier sospecha y nos den intervención porque es la única manera que tenemos de actuar lo más rápido posible y dar con la persona que anda haciendo algún hecho”.

Al límite

La Comisaría Segunda tiene la capacidad de alojar a veintidós detenidos que es con lo que actualmente cuenta. “Hoy no hay lugar para condenados, sí para contraventores que sólo tienen que aguardar hasta la audiencia de detención de control”, precisó Rehl.

Controles de tránsito

Por otra parte, el comisario destacó que durante los fines de semana se incrementan los controles de tránsito, sobre todo en horario de madrugada, en un trabajo conjunto con la Agencia de Seguridad Vial. “La gente se queja pero es una herramienta que tiene una razón de ser no sólo para identificar a las personas sino también para garantizar la seguridad de quienes transitan”, subrayó.

Asimismo informó que han disminuido los casos de alcoholemia positiva. “La gente se ha ido concientizando y educando lo que es mejor para terceros y para ellos”, afirmó y agregó que “si no hacemos los controles nos dicen que no trabajamos y yo prefiero que me critiquen por hacer y no por no hacer”.

Por último, Rehl, quien desde este año se encuentra al frente de la Comisaría Segunda, expresó que “tratamos de hacer una jefatura lo más cercana posible a los requerimientos de los vecinos, los comerciantes y las Juntas Vecinales”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí