Transportes Wenú se prepara con todo para el torneo máximo organizado por la Confederación Argentina de Fútbol de Salón (CAFS), el cual se disputará en el mes de diciembre en una calurosa Misiones.

Duros entrenamientos y actividades que permitan solventar el costoso viaje, todo bajo un mismo objetivo.

A unos segundos de tocar el cielo con las manos estuvo Wenú en la Copa de Oro Sur del año pasado, en Río Gallegos. Perdió la final por penales luego de ir ganando por 3 a 0. Un golpe fuerte pero no de nocaut. Enseguida el equipo se enfocó en otro gran sueño a largo plazo: la Liga de Honor en la Provincia de Misiones, plaza a la que asisten sólo los mejores.

Tres meses queda para la gran cita en el norte argentino, de la cual también será parte una segunda delegación de Esquel, Del Campo Carnes.

A medida que pasan las semanas crece la ansiedad por el viaje y el deseo de disputar los partidos. Aún no hay certezas sobre los rivales pero queda claro que serán dificilísimos.

En diálogo con diario La Portada, Lucas De Godos, entrenador de Wenú, comentó que realizan prácticas tres veces por semana. Mucho físico de la mano del profesor Jorge Fernández.

Martes y jueves por la noche están en el Salón de Usos Múltiples (SUM) del barrio Badén y miércoles en la Escuela 112, en el Matadero.

Precisó que el plantel está compuesto por un total de 16 jugadores. La gran mayoría no supera los 25 años.

Un equipo rápido, intenso y con juego directo. Es lo que tiene en mente el DT. En suma, lo que vienen demostrando hace tiempo no sólo a nivel local sino que en cada competencia provincial y patagónica.

Confió que la de Misiones, del 9 al 16 de diciembre próximo, será la segunda experiencia en el certamen más grande organizado por la CAFS.

La primera fue en la Provincia de Mendoza, donde compartieron la única zona de 5 con tres colosos del futsal, Estudiantil Porteño, Cementista, Casa Magallanes y Trevelin.

Destacó que en estos últimos años supieron conformar un grupo sólido, con Jorge Fernández en lo físico, Martín Jones como kinesiólogo y una base de chicos que juega casi de memoria. Por otro lado, comentó que el objetivo en la de Honor será meterse entre los mejores 16. Una tarea para nada sencilla.   

Todo a pulmón

Explicó que más allá de los entrenamientos, los planteos tácticos y el sudor de las repeticiones físicas, deben programarse múltiples actividades para juntar algo de dinero que sirva para costear el viaje. 

“Se necesita mucho para llegar a Misiones”, indicó, mencionando el transporte, el alojamiento, la estadía, alimentación y todo lo que demanda el torneo mismo.

“Uno arranca todo año pensando en hacer un buen papel a nivel local para participar en los eventos más importantes”, expresó De Godos

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí