Ante la llegada de telegramas de despidos a los trabajadores de la Subsecretaria de Agricultura Familiar se realiza desde esta mañana, y hasta el próximo viernes en principio, la permanencia pacífica de las oficinas que ocupan en el quincho de INTA.

Los trabajadores se reunieron con la dirigencia y delegados de diversas instituciones de la Seccional Esquel de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) sindicato al cual están afiliados.

Su secretario General Félix González en declaraciones a la prensa sostuvo que “estamos sosteniendo la lucha ante la falta de respuesta y la indiferencia de los funcionarios a nivel nacional, provincial y local”. Y agregó que se enviaron notas al intendente Sergio Ongarato “pidiendo una audiencia para que se manifieste ante los despidos de los compañeros de Agricultura Familiar y hasta el momento no hemos tenido respuesta”.

El dirigente sindical remarcó que “esa política es totalmente repudiable y es el reflejo de lo que pasa a nivel nacional. La política es en contra de los sectores más vulnerables con una mirada hacia otros sectores”.

González recordó que los trabajadores de la Subsecretaria de Agricultura Familiar, dependiente del Ministerio de Agroindustria de Nación, “primero sufrieron el desalojo de sus oficinas y fueron trasladados a un quincho, también sufrieron la falta total de políticas y ahora está el agravante de la llegada de los telegramas de despido”.

Juan Manquilef, delegado de ATE, manifestó que “el intendente de Esquel (Sergio Ongarato) hizo declaraciones que repudiamos. Dijo que fue al Ministerio de Agroindustria a pedir por nosotros y viendo la manifestación – que fue una represión de la Policía hacia los trabajadores que han perdido sus fuentes de trabajo – dice que la violencia es de los trabajadores. Asegura que no le dimos documentación suficiente y eso es mentira porque nosotros le alcanzamos la nómina de los despedidos, detalle del trabajo que realizamos y hemos ido al Concejo Deliberante a explicar nuestra función y objetivo”. Destacó que “trabajamos con el sector más vulnerable de la agricultura familiar que están en el campo. Ellos también son afectados porque se quedarán sin las políticas públicas y financiamiento para la asistencia técnica. Quedarán a la buena de Dios”.

Para finalizar, Juan Zermoglio trabajador de Agricultura Familiar, adelantó que el próximo jueves se realizará una nueva acción de visibilizaciòn de la protesta que tendrá como epicentro el Municipio.    

Con apoyo    

Los trabajadores de Agricultura Familiar recibieron ayer la presencia de dirigentes y delegados del SOEME y ZO, APINTA y de los concejales Oscar Cheuque (FpV) y Valeria Saunders (Chubut Somos Todos) quienes expresaron su apoyo ante la compleja situación que viven como consecuencia de la perdida de sus fuentes de trabajo.   

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí