El plenario de Secretarios y Secretarias Generales de la CONADU Histórica, que se reunió en Buenos Aires, ratificó la continuidad del no inicio del segundo cuatrimestre con cese total de actividades en las Universidades Nacionales, medida que impacta de forma directa en nuestra ciudad.

Según el comunicado oficial del plenario, esta resolución “obedece al rechazo rotundo de la docencia universitaria y preuniversitaria a la vergonzosa oferta salarial del gobierno de un 10,8% de aumento salarial en dos cuotas”. Así, esta fue la tercera semana de paro total y no arranque del cuatrimestre.

Asimismo, se definió coordinar con las otras federaciones y organizaciones estudiantiles una marcha nacional universitaria para el 30 de agosto. El 24 de agosto volvió a reunirse el Plenario de Secretarias/os Generales para evaluar las medidas y el estado de la negociación paritaria.

Susana Rizzutto, delegada de la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) en Esquel, sostuvo en diálogo con el informativo de la Radio Pública Municipal que las medidas de fuerza en el ámbito universitario se mantienen desde principios de año y aun no obtienen respuestas a sus reclamos.

“Tuvimos algunas reuniones paritarias para hablar de sueldos con el Gobierno Nacional y realmente no hubo respuestas a lo largo del año, lo que nos ofrecieron no alcanza a cubrir el nivel de la inflación, por lo que este segundo cuatrimestre empezó con paros por una semana”, explicó.

Asimismo recordó que, luego de la semana de paro del 6 al 10 de agosto, el Gobierno llamó a negociación, pero ofrecieron un 10,8% cuando la inflación supera el 30%, por lo que todos los gremios y federaciones decidieron continuar con las medidas de fuerza.

El impacto en Esquel

Por otra parte, Rizzutto manifestó que en Esquel, docentes y estudiantes quieren mostrar a la comunidad cómo impacta el ajuste en la educación. “Hay menos desarrollo, menos futuro para los chicos y otras cosas que le da a la sociedad la posibilidad de que los jóvenes se eduquen”, expresó al respecto.

También señaló que las partidas para la Universidad vienen con demoras de tres meses por lo general, lo que genera que se cubran gastos con otro tipo de fondos. “Los estudiantes nos comentan que en el comedor, si la universidad no aumenta las partidas les encarecen la comida”, enfatizó.

Finalmente manifestó su preocupación por que el presupuesto del año que viene no alcanzará a lo que se está perdiendo por la inflación. “El gobierno no quiere dar un aumento de presupuesto para poder paliar todos los gastos de las universidades”, concluyó la delegada de ADU en Esquel.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí