Trabajadores del COSE iniciaron una venta de rifas con el fin de recaudar dinero para la compra de materiales que serán destinados a los talleres de herrería y carpintería que funcionan en la institución. Los mismos no sólo ofrecen un espacio de contención a los adolescentes sino también un aprendizaje y un oficio.

El valor de la rifa son 50 electrodos y se pueden adquirir en el COSE, en Sáenz Peña 2353, o comunicándose al 456124. El primer premio es un chulengo y el segundo es una parrilla, un asador, una palita y un atizador. Se sortea el 20 de agosto por Lotería Nacional Nocturna.

Los mismos operadores son los que brindan los talleres. El de herrería está a cargo de Roberto Alvarado, funciona los martes y jueves de 9 a 12.30 horas y hoy recibe a cuatro chicos. “Hacemos asadores, parrillas, chulengos, cestos de residuos, estufas y todo lo que nos pidan”, contó Roberto a La Portada, y recordó que la última vez les encargaron un bicicletero y un perchero.

En tanto el de carpintería lo maneja Maximiliano Aumedes y se brinda los miércoles y viernes de 9 a 12 horas con trabajos a pedido. “Hemos hecho varios arreglos de sillas y colaboramos con una iglesia en la reparación de sus bancos; hasta hicimos un púlpito”, relató.

El dinero recaudado con la venta de las rifas será destinado a la compra de materiales para los talleres ya que vienen funcionando con las herramientas de los propios talleristas, la donación de comercios y la venta de las producciones que no siempre es suficiente. “Les sirven porque aprenden un oficio para empezar a trabajar en lo que les gusta y es una mano de obra semicapacitada porque no entregamos ningún certificado pero se van con las herramientas para valerse por sí mismos”, destacó Maxi, quien concluyó que “los resultados uno los ve cuando se los cruza a los chicos en la calle y ves que han progresado”.

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí