Columna de Opinión: Emprendedores e Incubadoras de empresas

0

Por:  Raúl Coppa

¿ Qué es emprendedorismo?

Frecuentemente se usa el término emprendedor para definir a aquel que comienza su propio, nuevo y pequeño negocio. Son personas que toman un impulso o sueño en particular y lo transforman en algo concreto. Son creativas, innovadoras, únicas, que se trazan metas y ponen todo su empeño, su capacidad innovadora y su creatividad para llegar a ser exitosos.

Si bien, en general, son pequeñas PyMES, sumadas contribuyen en forma importante a la economía local tanto por los ingresos que generan como por el efecto multiplicador que tienen beneficiando a otros con la compra de insumos o contratan servicios especializados, como diseñadores e imprentas, entre otros    Los economistas clásicos no consideran demasiado relevante al emprendedorismo local. Pero si bien las empresas clásicas son proveedoras de empleos, cuando quiebran o cambian su sede de trabajo, los municipios deben sufrir la presión de los desempleados. No sucede eso con los emprendedores.

Un pequeño emprendedor no es ni se considera un desempleado y, sobre todo, tiene la esperanza que su nivel de vida mejorará si se esfuerza para ello.

Las Incubadoras de Empresas

A fines de los años 80 los municipios comenzaron a tomar conciencia de su rol en el desarrollo local abandonando el clásico esquema de municipios ABC (Asfalto, Basura, Cloacas). Fueron perdiendo esa visión limitada, donde las políticas municipales apuntaban solamente al desarrollo urbano. Con el nuevo enfoque fueron asumiendo responsabilidades sobre el ejido rural y a definir acciones en apoyo del sector productivo. Surgió así la necesidad de instalar, dentro de las estructuras municipales, las Incubadoras de Empresas.

Hoy en día diversas instituciones oficiales se ocupan de promover las incubadoras de empresas e incluso existen carreras de Emprendedorismo en algunas universidades (Córdoba, Palermo, Salta, y otras).

A nivel municipio la incubadora de empresas asume la forma de un Centro de acompañamiento a emprendedores. Operativamente consiste en la ejecución de planes de negocios diseñados previamente y en forma participativa con los interesados y la puesta en marcha de empresas locales, generalmente pequeñas PyMes. Se desarrolla este este trabajo a través del acompañamiento, en sus primeros pasos, en el mercado y en la puesta en marcha de los emprendimientos. En esta instancia los Municipios proporcionan diversas herramientas tendientes a disminuir los riesgos, fortalecer las estructuras y potenciar la comercialización en las etapas tempranas del emprendimiento. La capacitación permanente de los emprendedores es su herramienta clave. En etapas más avanzadas, las incubadoras de empresas acompañan en la búsqueda de nuevos mercados, formas de comercialización y asesoramiento cuando se pretende realizar un cambio de escala para transformarse en empresarios. Así también, son una fuente permanente de contactos interinstitucionales ya sea oficiales o privados. Estos centros ofrecen oficinas de apoyo, organización de reuniones, asesoramiento técnico tanto en lo organizativo como en lo comercial, asistencia técnica, red de contactos, apoyo institucional en la promoción y difusión de proyectos, vinculación con fuentes de financiamiento, orientación y participación para el intercambio de experiencias emprendedoras.

Un alto impacto provoca la construcción de estructuras productivas donde los emprendedores pueden realizar sus emprendimientos bajo condiciones controladas. Esto es importante cuando los emprendimientos tienen una base alimenticia y donde los controles sanitarios son fundamentales.

Actualmente, Esquel es líder en la provincia  y es el espejo en donde se miran otros municipios.La Incubadora de Esquel se llama CAPEC (Centro de Apoyo a la Producción de Esquel y la Comarca) y, en el rubro alimenticio, cuenta con dos plantas procesadoras: la de extracción y envasado de miel y la de procesamiento y envasado de dulces y licores. Esta última es la más nueva y se ha logrado agrupar a emprendedores artesanales brindando un ambiente de trabajo bajo control bromatológico. En el CAPEC encontraron la orientación necesaria para capacitarse en todas las etapas de producción y comercialización.

La Planta de Extracción y Envasado de Miel –en marcha desde enero de 2007– ha sido el resultado de la primera acción que llevó a cabo la Asociación de Apicultores de la Comarca Los Alerces junto con la Municipalidad ya que no existe desarrollo apícola si no se cuenta con una Planta de Extracción y Envasado de tipo comunitaria. De esta forma se ha logrado: 1)  agrupar a los apicultores bajo una estructura que se encuentra aprobada y supervisada por las Direcciones de Bromatología Municipal, Provinicial y por  SENASA; 2) Muchos productores pueden continuaran con su actividad ya que no tendrían la posibilidad de trabajar bajo condiciones bromatológicas apropiadas en sus domicilios particulares, lo cual impediría también las ventas; 3) Los productores pueden ampliar sus emprendimientos ya que las tareas de cosecha y envasado no resultan factores limitantes; 4) se puede ampliar la base productiva promoviendo la actividad a nuevos productores o bien diversificando la producción obteniendo otros productos como polen y propóleos.

Desde el año 2007 se cuenta con el apoyo de la Municipalidad de Esquel en cuanto a infraestructura productiva y apoyo profesional como así también se cuenta desde los primeros tiempos con el apoyo del INTA.

El emprendedorismo es generador de muchas pequeñas empresas familiares. Pero en la economía local todo suma. Es como en la colmena, cada abeja se encarga de transportar, en cada vuelo, una gota de néctar.

Lo realizado en Esquel, puede replicarse en toda la provincia. Mucho se ha avanzado con esta Incubadora en los emprendimientos alimenticios desde el año 2007. Habría que mirar al futuro y analizar cómo se puede expandir y fortalecer esta iniciativa a nivel local sin perder su efecto demostrativo en otros municipios.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí