Gabriel Morilla, a cargo del Centro de Formación Profesional N°655, informó sobre los talleres de los que forman parte una importante cantidad de jóvenes de la ciudad.

“Los jóvenes que llegan a nuestro Centro es por la necesidad que tienen de capacitarse para ejercer un rol profesional”, indicó a La Portada. Y agregó que “desde ese punto de vista no podemos decir que los jóvenes no trabajan porque justamente se acercan porque desean hacerlo”.

Respecto de las capacitaciones requeridas mencionó que “el cupo más grande de gente que tenemos va desde los 18 a 35 años y si bien tenemos cursos en todas las áreas gastronomía, informática, hotelería, administración,  carpintería y mecánica del automotor son muy requeridos porque ayuda a mucho a mejorar el Curriculum para conseguir un trabajo”. Destacó, además, que “en todos los cursos que ofrecemos los cupos están completos y contamos con lista de espera”.

Morilla comentó, respecto de la inserción laboral, que “muchos de los cursos ya tienen planificadas las prácticas profesionalizantes en ambiente laboral real. Mientras los alumnos terminan de cursar comienzan a tener contacto con los prestadores o comerciantes locales. Muchos terminan con un trabajo al menos temporal”.

Remarcó, para finalizar, que en los últimos años se observa una mayor demanda de capacitación ante la necesidad de ingresar al mercado laboral “cuando comenzamos teníamos una matrícula de treinta alumnos y hoy superamos los setecientos alumnos por año. La demanda aumentó y va fluctuando entre los distintos rubros con picos en el sector hotelero gastronómico, construcción y administración”.

FOTO: IMAGEN ILUSTRATIVA

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí