“Las cosas suceden por alguna razón” podría ser una frase hecha que sólo intenta brindar algo de consuelo. Sin embargo muchos hacen de ella una constante y eso les permite superar los momentos más difíciles.

Este es el caso de Nicolás González (28) quien a causa de un tumor sufrió la amputación de una pierna y lejos de sentirse derrotado comprendió que la vida continuaba. Comenzó a practicar diversos deportes y fue parte – hasta el año pasado – de la Selección Nacional de Fútbol de Amputados participando de un Mundial, Copa América y Copa Confederaciones.

En esta entrevista con La Portada relata su historia de vida y superación, compartes sus sueños y deja un mensaje esperanzador para quienes atraviesan un momento de salud complejo.

La Portada ¿Cuándo nació tu pasión por el deporte?

Nicolás González: Comencé desde chiquito jugando al fútbol en el barrio. Luego jugué en un Club que se llamó Zona Cinco y después pasé al municipal.

L.P: ¿En qué momento cambió tu vida?

N.G: Yo tomé lo que me pasó como un obstáculo que logré superar. El golpe fue con la amputación de la pierna a través de un tumor que se ubica en las partes blandas de los miembros. Los médicos me explicaron que esto surge entre los 18 y 21 años. Se despierta a través de un golpe. Y en mi caso fue por un golpe jugando a la pelota.

L.P: ¿Cómo viviste el proceso de recuperación?

N.G: El golpe fue duro. En 2010 me operaron logrando extirpar el tumor. En 2011 comenzó a molestar otra vez y un día amanecí con la pierna hinchada. Me derivaron a Buenos Aires y allí detectaron que el tumor había avanzando muchísimo. En un mes el tumor había crecido 14 centímetros y eso es lo que crece en general en un año y medio. Los médicos dijeron que la única opción era la amputación de la pierna o dejarlo estar.

L.P: ¿Te planteaste por qué a vos?

N.G: Esa es la primera pregunta que se te viene a la cabeza, pero después comencé a ver cómo continuar con mi rutina en una sola pierna. Tuve mi momento de desahogo y luego seguí normalmente.

L.P: ¿Cómo transcurre tu vida ahora?

N.G: Mi vida es ahora más activa. Aprendí muchas cosas nuevas. El deporte es un arma poderosa para sacarte adelante. Comencé a practicar natación, esquí, bicicleta para participar de carreras combinadas. Y a un año y medio de la operación llegó la posibilidad de participar de la Selección Nacional de Amputados. Tuve una convocatoria para ir a ver cómo era el deporte adaptado y pude estar en el plantel que es semi profesional porque no se cobra. Nadie le aporta nada, pero igual juegan Mundiales y Copas Américas y participan de todos los torneos que pueden. Estuve con ellos hasta el año pasado porque ya no pude viajar por falta de pasajes y falta de apoyo de Provincia. Antes de eso pude jugar un Mundial, una Copa América y una Copa Confederaciones. Por ahora me quedé con las ganas de ser campeón del mundo.

L.P: ¿Qué actividades desarrollas actualmente?

N.G: Desde el año pasado comencé con el Futsal. La idea es retomar la Selección y Rosario Central que es un equipo de fútbol de amputados que cuenta con su propia Liga. Me llamaron para participar y estoy viendo cómo encontrarle la vuelta para poder viajar y estar con ellos en una presentación de ida y vuelta.

L.P: ¿La principal dificultad es la económica?

N.G: Si, porque quienes tenemos certificado de discapacidad utilizamos esos pasajes. Pero con este nuevo Gobierno habilitan dos o cuatro asientos por micro. Y si la persona viaja con acompañante ya ocupa ese lugar. Hace poco fui a Bariloche para tratar de conseguir los pasajes, pero no pude. En deporte se le da importancia a lo convencional, pero no a lo relacionado a discapacidad.

L.P: ¿Qué objetivos te planteaste para tu vida más allá del deporte?

N.G: Desearía tener un trabajo fijo dentro del Área de Extensión de la Universidad porque se trata de un proyecto de inclusión social de la municipalidad. Para una persona con discapacidad es difícil tener trabajo. También quisiera volver a la Selección porque tengo 28 años y tengo tiempo para estar y progresar.

L.P: ¿Qué mensaje dejarías a las personas que traviesan dificultades de salud?

N.G: Hace poco me tocó hablar con un chico de Trelew que le amputaron la pierna por el mismo tumor. Mi plateo fue el mismo que me hicieron a mí. Me dijeron que iba a poder hacer muchas cosas y yo creía que no era tan fácil. Le dije lo mismo y que quizás ahora no me creería, pero que la realidad es que las cosas pasan por algo y que la única forma de salir adelante es a través de uno mismo. Si uno se mentaliza que saldrá de la situación lo hará. Para mí la mejor forma de salir adelante es a través del deporte que te lleva a conocer mucha gente y lugares. En el caso de una persona mayor la familia y los amigos se transforman en el arma más poderosa.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí