Editorial: Menos voces es menos democracia

0

A la precariedad laboral y sueldos que no alcanzan a cubrir las necesidades básicas propias y de su grupo familiar los trabajadores de prensa se enfrentan también al vaciamiento de los medios de comunicación privados y públicos como consecuencia o parte de las políticas de ajuste que aplica el Gobierno Nacional.

El ejemplo más reciente en nuestra ciudad tiene lugar en Radio Nacional Esquel cuyos empleados de Estudio decidieron dar a conocer, a través de un comunicado, la compleja situación que atraviesan desde el aspecto salarial y desde la dificultad de realizar su trabajo. La tarea cotidiana se ve limitada afectando así la posibilidad que tenían los pobladores de la región cordillerana de estar informados, dar a conocer sus problemáticas y tener un enlace real con el resto de la comunidad desde los parajes más lejanos.

Los trabajadores aseguran que las medidas adoptadas “lesionan gravemente el derecho a la comunicación” e informan a la comunidad que las autoridades “decidieron retransmitir 24 horas de programación generada principalmente en Buenos Aires. Eliminaron buena parte de la programación”. Mencionan, además, que “también sigue sin definirse la incorporación definitiva de nuestros compañeros contratados”. Y señalan que “los fines de semana la Radio sólo está abierta 6 horas disponiendo de un locutor y un operador, dado que se cambiaron los turnos habituales y permanentes para evitar el pago de horas adicionales”.
Expresan, en este contexto, su repudio “a los recortes presupuestarios que lesionan gravemente el derecho a la comunicación de los pobladores de la zona”  y dejan en claro su total desacuerdo con las medidas que afectan su trabajo y  el derecho a la información de la comunidad.

Parece lógico pensar que las medidas adoptadas por las autoridades de Radio y Televisión Argentina no sólo se relacionan con un recorte presupuestario, sino con la clara intención de reducir a la mínima expresión el derecho al trabajo de sus empleados y a la comunicación de sus oyentes. Es posible que tengan presente que “menos voces es menos democracia”.
 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí