Cómo funciona el CAPEC: Centro de servicios y acompañamiento para emprendedores

0

Unos 50 productores de la Cordillera utilizan las instalaciones y otros tantos reciben asesoramiento técnico para la formulación de planes de negocio. Contiene cuatro salas diferenciadas: extracción y fraccionamiento de miel, elaboración de alimentos, carpintería industrial y fábrica de adoquines.

Algunos lo conocen por el nombre, y hay quienes ignoran por completo su existencia. A la vera de la Ruta 259, camino a Trevelin, funciona el Centro de Apoyo a la Producción de Esquel y la Comarca (CAPEC), donde son elaborados muchos de los productos regionales -con registro y permiso correspondiente- que el vecino encuentra en la góndola de un comercio.

En diálogo con diario La Portada, el coordinador del CAPEC, Tomás Natielo, repasó parte del trabajo realizado en este complejo estatal de características únicas que atiende a emprendedores de la zona interesados no sólo en fabricar sino que, además, en obtener asistencia de tipo técnica a través del dictado de capacitaciones y programas tales como el “Capital Semilla”.

El establecimiento posee cuatro alas: Extracción y fraccionamiento de miel cuya producción rozó en el 2017 los 11 mil kilógramos. Hoy es utilizada por 13 personas; carpintería industrial con 20 trabajadores de la madera; la planta de adoquines a cargo de una cooperativa; y elaboración de alimentos regionales.

“El objetivo es promover las actividades productivas y económicas”, afirmó Natielo, dejando en claro que el centro es un “generador de riquezas” y permite en cierta forma derribar un obstáculo para el emprendedor ni bien quiere llevar adelante una determinada idea, es decir la disponibilidad de infraestructura.

Cada usuario abona una especie de alquiler y así gana el derecho a usar las distintas máquinas. El sector de elaboración de alimentos regionales es a simple vista el más equipado. Cuenta con un director técnico que asume la responsabilidad total y guía los procesos. Cuenta con el Registro Nacional de Establecimientos.

Tan solo en enero salieron unas 7 mil unidades, entre dulces, licores, conservas, etc. “El CAPEC no produce, brinda la infraestructura para que agentes económicos vayan desarrollando su actividad y generen su propio empleo”, aclaró el coordinador y contó que asiste gente de Esquel, Trevelin, Corcovado, Epuyén y El Bolsón. “La intención es que las salas estén desbordadas”, enfatizó.

Parte blanda

La otra gran pata es el acompañamiento técnico. El personal de la institución brinda apoyo para convertir una simple idea en un proyecto real, conseguir financiamiento, facilitar trámites y encaminar el vínculo con autoridades ministeriales. Natielo añadió que se valen de la experiencia acumulada en este tiempo para llegar con respuestas.

“Por los talleres del fondo Semilla pasaron 70 personas durante el año, también realizamos instancias de formación en conjunto con el Ministerio de la Producción. A su vez, en la oficina atendimos a mucha gente interesada en la formulación de planes de negocio”, acotó en esta entrevista.

Problemas comunes

Admitió por otro lado que si bien cada emprendimiento es un mundo, existen problemáticas comunes a todos. La primera gran dificultad con la cual tropieza un productor local es el tamaño del mercado. “Esquel no es grande”, argumentó y agregó que tampoco posee una ubicación estratégica en el circuito.

La logística y el servicio de transporte representan inconvenientes adicionales. “El trabajo de tratar de comercializar fuera de la ciudad es el problema común a la mayoría de los proyectos”, aseveró, indicando que aunar esfuerzos y unificar criterios en materia de promoción es clave para llegar a escenarios favorables.

Niveles de ocupación

Desde la Secretaría de Producción y Empleo informaron a La Portada que el nivel de ocupación del CAPEC a lo largo del año pasado llegó al promedio mensual de 325 horas hombre en la carpintería industrial. La sala de alimentos superó los 2500 frascos de dulce, 100 botellas de jugos y licores, y 700 unidades de hierbas, sales y semillas. Se produjeron más 17000 adoquines para plazoletas de la localidad.

La incubadora asistió directamente en la formulación de proyectos para 14 “Fondo Semilla”, 1 “PAC Emprendedor”, 8 “Agroemprende” y 16 “Emprender Turismo”, para que todos estos emprendedores consigan su financiamiento necesario y ordenen sus proyectos. En la sala de miel se hicieron 10.900 kilógramos en el 2017.

 

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí