Durante los días 9 y 10 de diciembre se llevó a cabo una nueva edición de la tradicional competencia motociclística de velocidad controlada, organizada por ‘Colección Abril’, y donde el esquelense Omar Lara resultó ganador tras cumplimentar con menor cantidad de penalizaciones ambas jornadas.

Como es costumbre desde ya hace varios años se realizó una nueva edición de esta competencia que intenta recrear carreras de época y en esta oportunidad tuvo epicentro en la localidad de El Maitén.

Corredores de diversos puntos del país como San Juan, Mendoza, Rosario, Córdoba y Buenos Aires, entre otros, fueron convocados por la pasión hacia las motos clásicas.

Una vez más se sumaron a esta aventura Carlos Alvarez (Zanella 125 c.c. mod. 64) y Omar Lara (Zanella 175 c.c. mod. 67), quienes volvieron a dejar a Esquel en lo más alto del podio.

Tal cual lo indica el nombre de la carrera es un largo trayecto el que deben cubrir los competidores sobre sus caballos de acero, los que distan mucho de las modernas motocicletas de hoy en día y donde el coraje y la aventura quizás sean las principales características de los participantes.

Un total de 238 fueron los kilómetros de esta carrera que tuvo como punto de largada El Maitén entre los de competencia y enlace. Absolutamente toda la carrera se desarrolló sobre caminos de tierra y en su primer día los intrépidos debieron afrontar la conocida ‘Cuesta del Ternero’ rumbo a El Bolsón, donde se llevó a cabo parque cerrado, reabastecimiento y posterior regreso al punto de partida.

En tanto la restante jornada comprendió el trayecto hasta la Escuela de Ranquil Huao,  pasando por la localidad de Cushamen y Ñorquinco, donde se realizó la correspondiente neutralización y almuerzo,  retornando luego al punto de partida.

Finalmente las planillas de tiempos y penalizaciones arrojaron como ganador a Omar Lara, piloto que debutó en esta edición y al parecer no le fueron nada mal las cosas, en tanto Carlitos Alvarez obtuvo el octavo puesto. Cabe destacar que éste último cuenta con ya dos triunfos y un segundo lugar en ediciones anteriores.

La historia cuenta que este tipo de carreras, muy comunes durante las décadas de los años 50` y 60` contaban con gran convocatoria tanto de pilotos como de curiosos vecinos que se sumaban a lo largo de las rutas.

Quizás sea momento de recordar a viejas glorias de la disciplina como ‘Quique’ Franzó o el mismo Enrique ‘Rubio’ Alvarez quienes tuvieron la oportunidad antaño de participar y ganar. Hoy sin duda que el cambio de velocidad pura por controlada aporta un cambio importante, pero sin duda el espíritu de aquellos viejos pioneros del motociclismo de Esquel estuvo presente en más de una curva acompañando a los que hoy recrean esta pintoresca  historia.

Fotos: Mónica Cantoni

 

La carrera

40 Leguas de la Comarca Andina es un evento de regularidad para motocicletas clásicas, que rememora carreras de ruta que se realizarán en la zona cordillerana durante las décadas del 50` y 60`. Por razones de seguridad, ya no es una competencia de velocidad, si no que se trata de una prueba de regularidad con promedio de velocidad impuesto.

Durante el evento se vive un clima de gran camaradería entre ex pilotos, pilotos y apasionados de la motos que se reúnen anualmente para compartir experiencias y anécdotas.

Cabe destacar que además de reunir viejos motociclistas y amantes de las motocicletas clásicas, el principal objetivo de este evento es realizar aportes solidarios a instituciones de las localidades involucradas en la realización de las “40 Leguas de la Comarca Andina”

Las motos habilitadas para participar están comprendidas en dos categorías, las de fabricación nacional hasta el año 1985 y no mayores a 250cc., originales o de carrera y aquellas de cualquier cilindrada y origen de fabricación, hasta 1970. Incluidas con sidecar.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí