La campeona nacional, subcampeona sudamericana y capitana del equipo femenino de Raion Ki se encuentra en plena preparación física, mental y espiritual para lograr un nuevo objetivo: ser Cinturón Negro. Los exámenes serán el próximo domingo con el Maestro Ricardo Rieiro.

Con 43 años, Cecilia Godoy ya ha obtenido importantes logros como consagrarse campeona nacional y subcampeona sudamericana en Taekwondo, siendo que se inició en este deporte hace cinco años a pedido de su hijo que no quería entrenar solo. En ese momento se encontraba preparándose para participar de las pruebas combinadas del Tetratlón así que su buen estado físico le facilitó ingresar inmediatamente al nivel competitivo. Fue así que comenzó en julio en la Escuela de Taekwondo “Raion Ki” y ya en noviembre tuvo su primer torneo donde alcanzó el segundo puesto. “Fue una experiencia muy linda porque fui con mi hijo y me motivó mucho, así que no paré de entrenar”, recuerda.

Los entrenamientos comenzaron siendo de cuatro a cinco días por semana, para luego pasar a ser de seis como lo es en la actualidad, que se encuentra en una instancia de examen para ser Cinturón Negro.  “Todo lleva mucho tiempo, porque el taekwondo además de ser un deporte es un arte marcial e implica mucho estudio, no sólo la técnica sino también toda su filosofía; es una forma de vida”, asegura.

Cecilia también es nutricionista, esposa y madre de dos hijos. Al ser consultada sobre si le resulta difícil combinar el deporte, con su trabajo y vida familiar, cuenta que no ya que en su casa son todos deportistas y lo consideró una ventaja.

 

El objetivo de la superación

La campeona nacional señala que “el taekwondo tiene objetivos todo el tiempo, como por ejemplo la superación de obstáculos y el logro de objetivos”. Al tiempo que explica que “no es competitivo sino que tiene esto de la graduación, pasar de cinturón y obtener otras marcas”.

En este sentido sostiene que la competencia la motiva mucho, en especial la experiencia de los torneos. “A mi edad el objetivo es participar, acompañar y lograr todos lo que se pueda”, confía. No obstante admite que una vez que está ahí quiere ganar.

 

Trabajo mental y espiritual

Cecilia hoy porta la cinta de capitana del equipo femenino en Raion Ki, quizás como aclara ella por ser la mayor y la más graduada, pero también por su temple y ejemplo de superación. “El arte marcial tiene un trabajo mental y espiritual de perseverancia, autocontrol, valentía en el espíritu indomable y la cortesía”, describe y subraya que “es un deporte, una ciencia, pero también un arte”.

Además destaca que “todo deporte ayuda a cualquier deportista que lo practica a saber que hay normas y reglas que cumplir que después se trasladan a la vida en sociedad”.

El último torneo del año, y el primero fuera del país, fue el Sudamericano en Perú donde obtuvo el subcampeonato y lo recuerda como una experiencia única por los nervios que se sienten, lo que se vive y el vínculo que se establece con otros deportistas. “Más allá del resultado, lo importante es la experiencia”, precisa.

 

Un maestro apasionado

Sobre la Escuela Raion Ki, Cecilia destaca al maestro Patricio Serna por ser un apasionado del taekwondo y transmitírselo a sus alumnos. “Desde el primer momento me contagió esa pasión y las clases son muy dinámicas”, asegura.

Además aclara que no es necesario haber realizado alguna actividad física para iniciarse en este deporte y que todas las graduaciones comparten la misma clase.

 

Final de una etapa

El próximo desafío será el domingo cuando el Maestro Ricardo Rieiro le tome examen para ser Cinturón Negro. “Es la instancia final de una etapa, vengo trabajando hace muchos años para esto pero siempre tenés esa sensación de que algo falta”, expresa Cecilia, quien previamente tuvo que presentar un trabajo final como parte de la evaluación que estuvo vinculado con su profesión, la nutrición. Además será evaluada de forma teórica, oral y práctica.

Adelantó que una vez que sea 1° dan, acompañará al sabón Patricio Serna en todo lo que él necesite, podrá ser auxiliar y no descarta la posibilidad de dar clases. Mientras que los objetivos del próximo año serán el Panamericano en Brasil y el Mundial en Australia.

 

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here