Desarrollo Local: La importancia de un buen diagnóstico

0

Columna de Opinión: Por Aldo Mendoza. Docente.  

Cuando se habla de Desarrollo Local, se considera como tal a la concurrencia de todos los factores – social, económico, ambiental y político – que componen una comunidad, una región o una “Comarca” como se ha dado en denominar a un espacio geográfico conformado por varias localidades y sus adyacencias.

En el caso de Esquel se encuentra inserta en lo que se denomina “Comarca de los Andes”, anteriormente “Comarca de los Alerces”, y la componen, además, las localidades de Trevelin, Corcovado, Cholila y el Parque Nacional Los Alerces; por lo tanto, si se quiere elaborar o promover un Plan de Desarrollo Local, debería considerarse esa pertenencia.

Existen varios antecedentes de este tipo de análisis micro-regionales, desarrollados desde distintos ámbitos (locales, provinciales y nacionales), arrojando los mismos diversos resultados o conclusiones, pero hay que aclarar que, la mayoría de esos estudios, estaban focalizados en el Desarrollo Turístico, quedando al margen el resto de las actividades productivas que también podrían potenciarse y generar un impacto socio económico más que interesante.

Uno de los últimos trabajos institucionales relacionados con este tema, y teniendo al Turismo como eje de desarrollo es el que se denominó “Esquel S.E.A.S.” siglas que significan “Social, Económico y Ambientalmente Sustentable” (Año 2003), en el cual se planteaban distintas acciones que deberían desarrollarse desde los ámbitos Estatal y Privado para lograr el despegue definitivo de Esquel como destino turístico.

Hoy, a casi 15 años de haberse elaborado ese Plan Estratégico, sería bueno realizar una Evaluación acerca de los resultados obtenidos, si se lograron los objetivos que se habían planificado, si el Diagnóstico Inicial, el Análisis FODA y los diferentes Cuadros Comparativos que forman parte de un importante trabajo profesional de consultoría, se pueden contrastar con la realidad, es decir, con lo que realmente ocurrió en estos casi 15 años de historia.

Esta evaluación sería muy útil sobre todo para corregir los errores y también para reconocer que un Plan de Desarrollo que tiene un Eje Central equivocado (el Turismo en este caso), difícilmente puede dar como resultado el impacto que se espera o desea.

¿Qué quiero decir o significar con esto? Que un Plan Estratégico de Desarrollo Local debe partir de un Diagnóstico Completo y no parcial, reconociendo las ventajas y desventajas, los puntos fuertes y débiles que se tienen como comunidad, y a partir de allí, en una convocatoria amplia que comprenda a todos los sectores, involucrando a los diferentes actores sociales de la comunidad, para definir cuál es el “Perfil Social, Económico y Productivo” que se pretende para Esquel.

Ya está más que claro lo que NO QUEREMOS, que es todo lo relacionado a la Explotación Megaminera, eso NADIE LO PONE EN DUDA, la lucha ha dado su resultado, la mayoría de la sociedad ha dado su veredicto inapelable al respecto, por lo tanto, eso no admite más discusión.

Ahora bien, teniendo en claro lo que no queremos, tenemos que avanzar en la búsqueda del consenso social para definir lo que SI QUEREMOS. Y en ese aspecto TODOS tenemos nuestra cuota de responsabilidad, porque se trata de definir nada más ni nada menos que el FUTURO QUE PRETENDEMOS PARA NUESTROS HIJOS, es decir, tener una VISIÓN ESTRATÉGICA que pueda proyectar un Esquel para los próximos 30 o 40 años.

¿Qué necesitamos para lograr ese consenso social que nos permita avanzar? Lo primero (que se veía reflejado como una DEBILIDAD en las conclusiones del Esquel SEAS) es dejar de lado el individualismo, las posturas cerradas y egoístas, empezar a tender puentes, abrirnos a nuevas propuestas, a reconocernos como parte de una comunidad que NECESITA DE TODOS, porque TODOS tenemos algo para aportar.

 A partir de allí, si estamos todos de acuerdo en avanzar hacia un futuro mejor, seguramente deberemos re-elaborar el Diagnóstico Situacional de Esquel y seguramente nos encontraremos con datos muy claros que nos definen como una Ciudad de Servicios, aunque algunos no quieran reconocerlo,  en la cual entre un 75 – 80% de la Población Económicamente Activa (P.E.A.) depende del Estado (Nacional, Provincial o Municipal), que entre un 10 – 12% lo conforman las actividades comerciales y de servicios y que, desagregando al Turismo como actividad económica particular, el aporte del mismo es entre un 8 – 10% del Producto Bruto Local. Estas cifras han sido tomadas de distintos estudios que han realizado consultoras privadas y organismos públicos en los últimos 10 años, durante los cuales la matriz económica se ha mantenido prácticamente invariable.

Esos datos y cifras reflejan un Cuadro de Situación que, seguramente no nos satisface, pero es nuestra realidad, y en base a ella debemos repensarnos, analizando las diferentes alternativas que puedan viabilizar un cambio de modelo, un nuevo paradigma que produzca un giro sustancial en nuestra historia actual y futura.

En una próxima entrega comenzaremos a analizar las diferentes posibilidades y perspectivas que debieran empezar a considerarse, con la participación como mencionábamos de TODOS LOS SECTORES DE LA COMUNIDAD, para lograr el tan ansiado DESARROLLO LOCAL.

Datos del Autor: Aldo Eduardo Mendoza – Técnico en Administración de Empresas; Docente de Nivel Secundario en las Áreas de Administración, Economía y Contabilidad.

 

 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí