Gualco: “Lo que molesta es la forma”

0
96

El presidente del Concejo Deliberante de Trevelin, Roberto Gualco, sostuvo que no hay documentación que respalde el reclamo impulsado por el concejal de Esquel, Sergio Sepiurka, sobre el funcionamiento de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos. Afirmó que los intendentes deben sentarse para arreglar la situación.

La relación entre los municipios de Esquel y Trevelin se encuentra algo tensa a raíz de un proyecto de declaración que busca el reconocimiento de una deuda millonaria que mantendría el “Pueblo del Molino” por la gestión integral de los residuos sólidos urbanos. “Lo que molesta es la forma”, aseguró Gualco en diálogo con La Portada, apuntando así contra Sepiurka.

Explicó que en casi diez años los intendentes de ambas localidades no supieron avanzar en un convenio marco para coordinar acciones. Recomendó que las diferencias se resuelvan a través del diálogo y el acuerdo entre las máximas autoridades de cada Ejecutivo. “La realidad es que nunca se firmó un convenio de coparticipación entre los dos municipios”, enfatizó.

Si bien fue cauto a la hora de declarar, el presidente de la Casa de las Leyes aseveró que el planteo iniciado por el concejal de “Cambiemos”, Sergio Sepiurka, estuvo fuera de lugar y “no en los términos que debería”. Agregó, a su vez, que el edil de Esquel se expresó sin el aval del propio Ongarato.

“El año pasado el concejal (Sepiurka) me hablaba de cinco millones de pesos y ahora son 20. Hay que ser serios. Creo que él tiene que tener algún elemento. En las gestiones anteriores se solicitó al municipio de Esquel el balance para saber dónde estamos parados y no fue presentado. La documentación de lo que se está reclamando no está”, completó Gualco.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here