Nuevo hospital: “No entendemos por qué se gestiona un predio que ya tiene un destino otorgado”

0

La Asociación de Fútbol de Veteranos del Oeste (AFVO) aclaró que los trámites para utilizar el terreno de Campora y Avellaneda iniciaron “mucho tiempo antes” de que el lugar sea observado para la posible construcción del nuevo Hospital de Esquel.

En primer término, desde la organización social sin fines de lucro resaltaron que “alberga a más de 1500 deportistas y participan en los torneos 55 equipos de toda la cordillera”. Los certámenes se juegan en canchas de Esquel, Aldea Escolar, Lago Futalaufquen y otros puntos de la región y los espacios deben ser costeados por los equipos participantes, al igual que la terna arbitral.

En esta línea, el objetivo central de la comisión directiva hace muchos años es contar con el espacio propio. En diálogo con La Portada, Fernando Miserachs, presidente de la institución, lo definió como “una historia de gestiones y trámites oficiales para concretar un complejo deportivo”. Al respecto, relató que “en 2014 comenzaron las conversaciones ante el municipio”.

Luego de un año, consiguieron la sanción de la ordenanza 15/15 y firmaron un convenio de Comodato con el Ejecutivo por el cual “nos cedieron un predio de 4 hectáreas por 10 años desde el 20 de mayo de 2015”. Sin embargo, no pudieron darle uso “en principio por problemas de inundación, había que hacer trabajos de drenaje”.

En este escenario, Miserachs dio a conocer que el 18 de agosto de 2017 con el aval de la Municipalidad elevaron una petición al Ejército para gestionar “un espacio físico para realizar nuestras actividades deportivas, con la firma del secretario de Gobierno, Julio Ruiz, y el intendente, Sergio Ongarato”. “Se solicitaba el uso del espacio ubicado entre la Planta de Gas y la calle Avellaneda, pero no obtuvimos respuesta afirmativa”, explicó.

Al año siguiente, por ordenanza fue ampliada la Reserva Natural Urbana La Zeta, incluyendo el primer predio que les habían cedido y de este modo “nos quitaron las 4 hectáreas”.

Así las cosas, el dirigente deportivo remarcó que continuaron tramitando y en 2020 lograron que el gobierno municipal los reubique “en un área lindante fuera de los límites de la Reserva de La Zeta, por la ordenanza 46/20”. En esa ocasión firmaron un nuevo convenio de Comodato rubricado por Ongarato el 10 de noviembre de ese año.

Sin embargo, no pudieron darle uso porque “se encontraba ocupado por viejos pobladores del lugar”. “A pesar de que ese espacio estaba destinado legalmente a nuestra Asociación por ordenanza y con un convenio de Comodato firmado, fue imposible concretar la utilización del mismo”.

Continuaron buscando alternativas y decidieron “realizar gestiones directamente con el Ejército Argentino”.

En octubre de 2021 lograron el Acta de Autorización “para realizar actividades deportivas en el predio de Cámpora y Avellaneda”. Se trata de un convenio de uso “para la práctica de fútbol y actividades de él devenidas, como entrenamientos, competencias y torneos con fines sociales y deportivos que la Asociación fomenta”. Detallaron que la institución deportiva está obligada por ese convenio a concretar “el cerramiento interno, la colocación de dos portones de ingreso y la perforación e instalación de sistemas de riego”.  

En este marco, Miserachs dejó en claro que más allá de conocer que se analizaba construir el Hospital nuevo allí, no se podía dejar de acondicionar el espacio ya que significaría incumplir el convenio.

A favor del nuevo Hospital

Por otro lado, expresó su apoyo a la causa del nuevo hospital: “Nosotros sabemos de gestiones, fracasos y de seguir siempre adelante. No podemos menos que solidarizarnos con la situación de la Cooperadora del Hospital”.

“No entendemos por qué se gestiona un predio que ya tiene un destino legalmente otorgado por las autoridades competentes, pero de todas maneras lamentamos esta situación y apoyamos que se concrete el proyecto”, agregó. “Esta situación nos preocupa y tendrá que esclarecerse, porque hace años que estamos invirtiendo en la realización de este complejo, implica gastos que costea la Asociación, como estudios y movimiento de suelo, nivelación y sistema de riego”, puntualizó.

Por último, agradeció “a las autoridades del Ejército por la buena predisposición y el trámite que se les ha dado a nuestros requerimientos” y realzó el apoyo “del Municipio y los gobiernos nacional y provincial, que en el marco de programas deportivos siempre han destinado ayuda a la institución”.