Editorial – Cuando el diálogo es el único camino posible 

0

Integrantes de la Comunidad Nahuelpan iniciaron el pasado lunes un reclamo ante la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos y Urbanos que impide el ingreso y egreso de los camiones de recolección. Es así que el servicio se encuentra suspendido en la ciudad de Esquel como así también en la vecina localidad de Trevelin.

Los manifestantes advierten sobre la contaminación ambiental y exigen una instancia de diálogo con funcionarios provinciales y nacionales. Consideran que en el ámbito municipal esa etapa se encuentra agotada. Desde este lugar se aduce que la Comunidad tiene “una postura muy extrema”. 

Los pobladores aseguran que permanecerán en el lugar hasta recibir las respuestas requeridas y en contacto con la prensa destacaron que están dispuestos al diálogo.

En tanto arriban a la ciudad funcionarios provinciales el bloqueo podría continuar y – por ende – también el corte del servicio de recolección de residuos.

Con el paso de los días la situación podría tornarse aún más compleja por lo cual las autoridades municipales deberían diagramar y poner en marcha de ser necesario un esquema de recolección alternativo. Sugerir a los vecinos que guarden los residuos en sus casas no es una solución que pueda sostenerse en el tiempo.  

En este conflicto – como en cualquier otro – debe encontrar un punto en el que las partes puedan acceder a un diálogo abierto que permita arribar a una solución en el corto, mediano y a largo plazo.