“La Trochita” transportó 2363 pasajeros en la primera quincena de enero

0

Hay que retroceder lejos en el tiempo para encontrar una temporada de verano con tanta afluencia de turistas. El Viejo Expreso Patagónico es uno de los atractivos más demandados en estas primeras semanas del 2022.

Las restricciones propias de la pandemia, la incertidumbre para hacer viajes al exterior, programas como el Pre Viaje, las características de la zona y la amplia variedad de productos hacen que la Cordillera sea uno de los sitios apuntados por los argentinos en estas vacaciones.

Esquel y Trevelin, por nombrar dos localidades de la Comarca de los Andes, viven un enero a pleno. Los índices de ocupación están por las nubes. Rozan el 100%. El sector celebra la situación teniendo en cuenta que en los últimos años las pálidas fueron moneda corriente. 

A la hora de llegar hasta la región, el visitante tiene a su alcance un concierto de atractivos. El Parque Nacional “Los Alerces” (la estrella de los veranos), el Centro de Actividades de Montaña “La Hoya”, los parajes de Trevelin, la laguna “La Zeta”, etc.

En ese marco, sin dudas una de las grandes referencias turísticas es “La Trochita”. El tren que opera en Esquel y El Maitén lleva adelante salidas con los vagones repletos de pasajeros. Nadie quiere perderse el viaje en este emblema ferroviario.

Durante la primera quincena de enero el Viejo Expreso Patagónico transportó en el tramo Esquel – Comunidad Nahuelpan a unos 2363 pasajeros. Números sobresalientes. 

Nueva locomotora

Por otro lado, el gerente del Viejo Expreso Patagónico, Miguel Sepúlveda, explicó que personal de las estaciones El Maitén y Esquel trabajaron a lo largo de la última semana en la puesta a punto de una máquina para reforzar el servicio en esta temporada estival. 

Precisó que desde el comienzo del cronograma de salidas para este 2022 solo se tuvo a disposición una locomotora en el trayecto que conecta a Esquel con la comunidad Nahuelpan. “Por eso decidimos arreglar otra”, destacó. 

El funcionario provincial comentó que un grupo de trabajadores del taller de El Maitén viajó a la ciudad de Esquel para incorporarse a las tareas mecánicas y, de esta manera, “pusieron en funcionamiento” la máquina. 

“Ahora tenemos dos locomotoras a cero”, destacó Sepúlveda y dejó en claro que representa una “buena noticia ya que da previsibilidad al servicio turístico para el tramo entre Esquel y la comunidad Nahuelpan”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí