Vecinos ocuparon las oficinas del IPV y piden que se vuelva a hacer el sorteo

0

Un grupo numeroso de vecinos se presentó esta mañana en las oficinas del Instituto Provincial de la Vivienda, ubicadas en Esquel, para solicitar la impugnación del sorteo realizado el pasado viernes donde 108 casas fueron adjudicadas. Denuncian irregularidades y falta de transparencia.

La Delegación Regional del Instituto Provincial de la Vivienda realizó el pasado viernes el sorteo de adjudicatarios de  viviendas en Valle Chico, de las cuales 37 fueron destinadas a situaciones excepcionales. Se trata de personas que viven en muy malas condiciones, a cargo de alguna persona con discapacidad, personas con enfermedad terminal o que sufren violencia de género. Dicha nómina fue elaborada a partir de un trabajo conjunto con diferentes instituciones como la Secretaría de Desarrollo Social de Esquel, el Poder Judicial, el Servicio de Protección de Derechos, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación. La misma se encuentra publicada en la página oficial del IPV.

Sin embargo esta situación generó gran malestar e indignación en los vecinos quienes esta mañana, alrededor de las 11 horas, se acercaron a las oficinas del IPV a pedir explicaciones y la impugnación del sorteo a la delegada regional Marisa De Luca.

Una de las vecinas explicó que no fue transparente la elección de los “casos excepcionales” ya que no fueron sorteados y también denunció que muchos de los beneficiarios ya tienen vivienda. “Tienen que darle a casa al que realmente necesita, no al que ya tiene”, expresó.

Otra de las vecinas que se hizo presente en la oficina contó que se encuentra en la calle con sus hijos y que le habían prometido que recibiría una vivienda por su situación. “El sorteo no fue claro, no fue transparente”, manifestó otra mujer, quien agregó que “nos vamos a quedar acá hasta que nos den una solución”.

“Me hicieron firmar un papel donde decía que me iban a descontar 10 mil pesos por mes por una casa y no me la dieron. Hace 18 años que llevo esperando y necesito que me den una respuesta a mí y a todas las personas que estamos acá”, fue otro de los testimonios.

El pedido en común de los vecinos que acercaron ayer a las oficinas del IPV es que se deje sin efecto el sorteo realizado el pasado viernes y se lleve a cabo uno nuevo con “mayor transparencia”.

“Pedimos que vuelvan a hacer el sorteo porque hay beneficiarios que tienen hijos mayores de 18 años, que no son de la ciudad, viven afuera o se anotaron hace una semana y nos parece una injusticia”, sostuvo una vecina.

Por su parte la delegada regional del IPV les explicó que cada una debía hacer la impugnación en forma individual a través de un acta que luego será enviada a Rawson para ser analizada por el asesor legal del organismo. “No se va a determinar nada sobre las casas hasta que las impugnaciones estén resueltas”, declaró De Luca con el fin de llevar tranquilidad.

Sin embargo las vecinas resolvieron permanecer en el lugar hasta tanto se les brinde una solución. “Tenemos antigüedad para que nos den una vivienda así que no nos vamos a mover de acá”, finalizó.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí