Se realizó una audiencia de apertura por el robo ocurrido el viernes 23 de julio en una vivienda de Ameghino al 300. Dos jóvenes fueron aprehendidos a partir de los primeros resultados de la investigación. La fiscal María Bottini pidió el dictado de prisión preventiva por 45 días, los defensores Valeria Ponce y Horacio Hernández pidieron la sustitución por una medida menos gravosa. José Luis Ennis, juez de la carpeta, dispuso el arresto domiciliario con salidas exclusivamente para trabajar.

Bottini relató que el 23 de julio a las 9.20 horas dos personas de sexo masculino, se dirigieron premeditadamente al domicilio de un hombre de 60 años, golpearon la puerta y al atenderlos le preguntaron si tenía “algún trabajito”. El dueño de casa les dijo que sí, que aguardaran y les traería bolsas para juntar ramas. Ante esto los imputados ingresaron al domicilio, tomando al hombre por la espalda tirándolo de manera violenta sobre un sillón del living mientras le preguntaban “dónde tenía la plata” y refiriéndole de manera intimidante “a vos te vendieron, vos tenés dólares”, a la vez que lo amedrentaban exhibiéndole un cuchillo y lo golpean con el mango en la cabeza, indicándoles la víctima que la plata estaba en la billetera que estaba sobre la mesa. Momentos después uno de los autores del hecho tomó un cable cargador que se encontraban en el lugar, le ató las manos a la víctima y con un cinturón los pies, para llevarlo al baño y arrojarlo dentro de la bañera. De este modo sustrajeron una billetera que contenía dólares, pesos  y documentación personal; dos pistolas de aire comprimido y un teléfono celular marca Samsung modelo J4. Luego se retiraron del lugar dejando a la víctima atada. Momentos después logró desatarse y pedir ayuda.

La audiencia fue programada para las 8 hs, antes de su inicio los imputados dijeron que querían designar un defensor particular. Uno de ellos designó a Horacio Hernández y este aceptó la designación. No corrió la misma suerte el coimputado, el defensor particular que contactó no aceptó el cargo y este optó por el patrocinio de la Defensa Publica.

Bottini fundó el pedido de prisión preventiva en los elementos reunidos en la investigación, las medidas pendientes y los riesgos de fuga y entorpecimiento procesal.

Los planteos fueron resistidos por los abogados defensores. Ambos pusieron en duda que bastase con lo reunido para señalar como autores del hecho a sus defendidos, cuestionaron también la calificación legal provisoria y se opusieron al dictado de la prisión preventiva.

El juez José Luis Ennis, consideró que los elementos reunidos dan el grado de certeza requerido para el inicio de la investigación y que es necesario asegurar a la Fiscalía que contará con las condiciones para seguir la investigación sin que esta resulte obstruida. Descartó el riesgo de fuga y tuvo por suficiente el dictado de un arresto domiciliario, con permiso de salidas laborales para neutralizar el entorpecimiento procesal. La medida fue dispuesta por 45 días, con la advertencia que ante un incumplimiento se convertiría en prisión efectiva en comisaría.

El hecho fue calificado provisoriamente como constitutivo del delito de robo calificado por el uso de armas.

Fuente: Ministerio Público Fiscal.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here