“Ante la emergencia habitacional proponemos un ordenamiento territorial y un plan participativo de urbanización”, dice un informe elaborado por la Comisión de Vivienda y Hábitat del FVE. Será presentado durante la primera quincena de agosto en el Cuerpo Legislativo.

Advierten desde el Frente que el derecho constitucional a un lugar donde construir una vivienda está “coartado” en Esquel y aseguran que esa realidad “obliga a un alto porcentaje de la población a vivir en condiciones indignas”.

Lamentan asimismo que los sectores de menores recursos “no pueden acceder al mercado inmobiliario, ya sea para la adquisición de un terreno o para hacer frente a alquileres que exceden su capacidad económica”.

A través del documento, el FVE subraya que “tierra sobra” y detalla que la ciudad cuenta con 14 hectáreas de tierras fiscales municipales, además de 12 mil hectáreas propiedad del Estado Nacional y 140 hectáreas de terreno loteable.

Sostienen además que en la localidad hay alrededor de 2 mil personas a la espera de un sitio digno donde establecerse. Frente a este preocupante panorama “resulta imperiosa la intervención del gobierno municipal”, plantean.

“Reconocemos la emergencia habitacional y proponemos una discusión amplia en toda la sociedad sobre un tema al que nadie es ajeno, para la elaboración y ejecución de un Plan Participativo de Urbanización, que asegure el acceso a la tierra para una vivienda digna”, manifiestan.

Cuestionan que a lo largo de los últimos años varias fueron las iniciativas presentadas en el Concejo Deliberante, las cuales no tuvieron aplicación. Mencionan el aporte de Cáritas Prelatura Esquel, de la Fundación Buenos Vecinos y de la Unión de Inquilinos, entre otras.

Alta demanda

“Se estima que la demanda de lotes para vivienda en Esquel supera los 2000. En el Sistema de Consulta online del Registro de Inscriptos del IPVyDU para Esquel, hay 2970 inscriptos al 13/07/2021”, revelan.

Expresan que ante la falta de respuestas habitacionales hay quienes decidieron llevar adelante ocupaciones en lugares no aptos para la construcción de casas, exponiéndose así a posibles incendios y desmoronamientos.

Afirman que las políticas de la Municipalidad en este tema son insuficientes. “Si bien se trabaja en un Plan Director con periódicas actualizaciones, la falta de gestión gubernamental lo reduce a un mero diagnóstico y sus líneas de acción quedan en letra muerta”, indican.

Pretende el FVE, mediante el dictado de una ordenanza, “declarar al municipio en emergencia habitacional y crear una mesa de trabajo de planeamiento, tierra y vivienda, que tenga a su cargo la elaboración de un plan participativo de urbanización”.

Piden que ese plan contemple la actualización de la zonificación del ejido urbano, un programa de urbanización de los lotes fiscales y una propuesta para la obtención de las tierras urbanizables de propiedad del Ejército Argentino.

Además incentivos y fomento para facilitar el fraccionamiento de inmuebles en zona sujeta a urbanización, la gestión de créditos, facilidades para acceder al alquiler, transparencia en la adjudicación de viviendas sociales y fomento de la utilización de los productos madereros provenientes de los Bosques Comunales municipales en la construcción de viviendas.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí