El Gobierno de la Provincia enviará próximamente a la Legislatura un Proyecto de Ley que busca habilitar el aceite de cannabis para uso medicinal y terapéutico. En la ciudad de Esquel hay una institución que está en condiciones de producir.

Hace unos días el ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio del Chubut, Leandro Cavaco, estuvo reunido con representantes del Instituto Biotecnológico Esquel (INBIES), que depende de la Universidad de la Patagonia.

Durante el encuentro se abordó, fundamentalmente, la propuesta legislativa que será enviada en estas semanas a la cámara de Diputados en Rawson para su tratamiento y que está enfocada en permitir la producción del denominado “cannabis medicinal”.

Una certeza que se llevó el funcionario provincial de la localidad es que el INBIES posee el recurso material (equipos) y humano para encarar la elaboración del producto. “Cuenta con la tecnología y el laboratorio de semillas”, ponderó.

Oscar Troncoso, responsable del Instituto de Biotecnología, señaló que el Ministerio de Salud Nacional aprobó el emprendimiento para el cultivo de cannabis medicinal elaborado por la Universidad.

“Somos el primer proyecto aprobado en la provincia y el sexto a nivel país”, manifestó, agregando asimismo que antes de la puesta en marcha formal primero es necesario darle cumplimiento a instancias de tipo normativas. Falta aún para la inauguración formal.

Dijo que uno de los requerimientos, por ejemplo, es el registro para la habilitación del manejo de material tramitado ante el INASE (Instituto Nacional de la Semilla). “Después hay que suplir cuestiones de seguridad en el predio”, afirmó. Un dato no menor.  

Troncoso dejó en claro además que la propuesta está en las etapas iníciales, de gestación. Ya recibieron el visto bueno del Ministerio de Salud de Nación. “Después deberíamos contar con la aprobación del INASE. Luego viene la exigencia en materia de seguridad”, contó.

Subrayó que el Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” cuenta con infraestructura adecuada y personal capacitado. Posee un invernáculo y laboratorio de semillas.    

Reiteró que resta el equipamiento para asegurar la seguridad del complejo y los elementos de trabajo para la extracción del aceite. “El proyecto incluye la participación de representantes del CEMPAT. Ahí tenemos el equipo para el análisis de los cannabinoides”, acotó.

Expectativas

Por último, Troncoso mostró entusiasmo en torno a la iniciativa pero no quiso adelantar instancias. “Tenemos que terminar de cumplir la etapa técnica y administrativa. Luego vendrá la de financiamiento que es una pata importante”, completó. 

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí