La Cooperativa de Trabajo “7 de Noviembre”, integrada por vecinos del Lennart Englund, continúa haciendo obras para el barrio con residuos reciclables. Proyectan la construcción de bancos con ecoladrillos que les acercaron desde el Ecocanje y que fueron donados por la comunidad. Los mismos serán colocados en la cancha de fútbol del barrio.

El presidente de la Junta Vecinal del Lennart Englund, Juan Sepúlveda, manifestó en diálogo con La Portada que se encuentran impulsando un nuevo proyecto con la Cooperativa de Trabajo “7 de Noviembre”.

Nosotros venimos haciendo diferentes trabajos con materiales reciclados así que le consultamos a la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad de Esquel si tenía ecoladrillos porque queremos hacer bancos en la canchita de fútbol del barrio”, relató.

Ante esta solicitud, el personal del Ecocanje le acercó alrededor de 150 ecoladrillos a la Junta Vecinal del Lennart Englund y desde la Cooperativa estiman que podrán hacer 3 bancos en el predio. 

Sepúlveda destacó que ya se han realizado diferentes obras en el barrio con material reciclable. “Hicimos un muro de contención con gomas y también hemos hecho varios trabajos con el hormigón que sacan de las obras. Hacemos de todo un poco con el material reciclable”, contó.

Asimismo sostuvo que la Cooperativa se encuentra integrada por 6 personas que se encontraban desocupadas y que encontraron una oportunidad laboral al unirse y aunar esfuerzos. Además señaló que siempre se convoca a otras personas para trabajar y darles una mano.

Por otra parte, el presidente del Lennart Englund lamentó que la obra de las cloacas en Dr. Franzó hasta 1° de Mayo se encuentre estancada. “Desde el municipio nos dijeron que es por la pandemia pero vamos a ver si podemos retomar las gestiones para que se concrete de una vez por todas”, planteó.

La obra comprendería 284 metros de red de cloacas y beneficiará a 14 vecinos del barrio. La misma, según se había anunciado en febrero de este año, se iba a llevar a cabo con fondos provinciales y municipales.

También quedó pendiente la obra del puente de Avenida Fontana que permitiría el acceso de ambulancias y bomberos.

Sepúlveda había anunciado que a fines de mayo renunciaría a la Junta Vecinal para dedicarle más tiempo a su familia. Hace 11 años que ocupa este cargo y considera que es tiempo de dar un paso al costado. “Es una decisión tomada, quiero estar con mi familia y ser presidente te lleva mucho tiempo. A veces no tenés colaboración de algunas secretarías del municipio y uno no puede darle soluciones a la gente. Siempre se arma una lista pero después te quedás trabajando solo”, explicó.

El vecinalista aseguró que el balance de su gestión es positivo porque se pudieron concretar muchas obras para los vecinos del barrio.  “Hemos logrado muchas cosas pero siempre falta, nunca podés conformar a todos los vecinos. Hecho conseguido muchísimas cosas pero lleva tiempo gestionar. Uno ya lleva 11 años y quiere descansar un poco”, concluyó.  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí