Rechazo de la Legislatura a la IP: “Es una cachetada a la participación popular”

La afirmación corresponde a Maximiliano Masquijo, referente del Movimiento Social de los Trabajadores quien además aseguró la oposición del proyecto de zonificación denota que “lo que está en discusión es un modelo de provincia”.

0

Maximiliano Masquijo, referente del Movimiento Social de los Trabajadores (MST), en diálogo con La Portada se refirió a la defensa de la Iniciativa Popular presentada en la Legislatura con el aval de más de treinta mil firmas la cual fuera rechazada la semana pasada.

Señaló que la aprobación al rechazo del proyecto de los vecinos “es una cachetada a la participación popular” al tiempo que agregó que dicho proyecto se seguirá defendiendo “en términos públicos y democráticos”.

Masquijo aseguró que lo decido en la Legislatura va en detrimento de las recomendaciones sanitarias en el marco de la pandemia teniendo en cuenta que era previsible que los vecinos se movilizaran para expresar su malestar “las autoridades deberían respetar este contexto y no provocar este tipo de situaciones. Las manifestaciones, en Esquel y en todo el país, siguen porque la pandemia ha sido aprovechada para profundizar políticas de ajuste y desigualdades”.

Al ser consultado sobre cuáles serían las alternativas ante el proyecto de zonificación minera que propone el Gobierno de Mariano Arcioni para superar la crisis financiera sostuvo que “el Gobierno llegó a donde está haciendo campaña en rechazo a la minería. El proyecto de zonificación tiene un importante rechazo. Lo que está en discusión, en torno a ese rechazo, es otro modelo de provincia”.

“Nosotros creemos que esto (el proyecto de zonificación) es mentira que traerá alivio a la provincia porque en realidad se trata de mas extractivismo, es más producción primaria y es saqueo”, manifestó. Señaló, además, que “con el petróleo nunca hubo reinversión de las riquezas y la lana es otro parámetro histórico”, expresó.                       

Aseguró, en este contexto de declaraciones, que  “lo que hace falta es un modelo completamente distinto. Hace falta poner en discusión todas las concesiones que hay en relación a la exportación de los recursos naturales y que se lleve a cabo desde el Estado en función de un programa de reapropiación de las riquezas, con reinversión y desarrollo en función de las necesidades sociales. Tiene que haber una nueva dirección de las empresas estatales que estén bajo el control de sus propios trabajadores”.

Para finalizar sostuvo que “para que haya una línea económica hay que desconocer la fuga de dinero que hay alrededor del pago de la deuda externa provincial que está amañada con mecanismos fraudulentos y poco claros. Nunca nada de lo que ingresó se utilizó para lo que se dijo que se utilizaría. Hay que hacer una auditoria social para ver dónde fueron esos fondos y tratando de suspender los pagos”.                

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí