El Lago Baguilt permite conocer los encantos de la naturaleza patagónica

0

El lago Baguilt es uno de los tantos atractivos naturales del Parque Nacional Los Alerces, no sólo por la presencia del espejo de agua, sino por sus bosques poblados de orquídeas, hongos patagónicos y árboles centenarios; por la presencia de ríos y arroyos caudalosos; y por la posibilidad de acceder al Cerro Cónico, límite con Chile.

El Área Natural Protegida Lago Baguilt se encuentra emplazada al sur del Parque Nacional Los Alerces, es la zona ideal para la realización de actividades al aire libre en esta época del año.

Baguilt está a 1.000 metros de altura y a los pies del Cerro Cónico, el límite natural entre Argentina y Chile, y es un gran desafío para experimentados montañistas que buscan alcanzar su cumbre.

El lago, por su origen glaciar, que lo nutre de sedimentos, se caracteriza por irradiar, como si fueran pinceladas, una lluvia de colores verdes, rojizos y blancos provenientes de los reflejos de la luz solar sobre sus aguas, el bosque y sobre las nieves eternas de la Cordillera de los Andes.

El espejo de agua es parte de la cuenca del río Futaleufú, que desemboca en el océano Pacífico a través del río Yelcho, ya en territorio chileno, y en sus 2,5 kilómetros de recorrido en un promedio de 350 metros de ancho, refleja el paraíso natural cordillerano de esta zona patagónica.

Baguilt es el último punto de acceso de la Huella Andina Patagonia, que nace en Neuquén y transcurre por la Reserva de Biósfera Andino Norpatagónica, incorporada por Unesco a la red de senderos de este territorio en 2007.

El acceso al Área Natural Protegida Lago Baguilt se puede realizar en trayectos con vehículos todo terreno, en mountain bike, a caballo, o bien a pie, en una caminata que puede demandar hasta siete horas, pero que es generadora de inolvidables recuerdos para quienes la realizan.

Apus Cabalgatas se nutre del conocimiento propio de una familia de pobladores, baqueanos, para acercar estos paisajes mediante cabalgatas guiadas en el bosque andino patagonico. Tenes la posibilidad de realizar salidas cortas en el paraje Los Cipreses, de media o una hora; y una excursión al Lago Baguilt que insume toda la jornada.

El Lago Baguilt, además de ofrecer una lluvia de colores única, permite respirar la esencia y la frescura de los aromas de los bosques nativos cordilleranos, que motivan sensaciones de equilibrio, de vuelta a lo natural y a lo simple y a los paisajes donde la flora y la fauna se presentan en una imagen dinámica con movimiento propio.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí