Que la situación de los comercios de Esquel es compleja no es una novedad, pero si lo es el hecho que pese a esta circunstancia algunos propietarios deciden realizar un esfuerzo y ayudar a quienes colaboran con familias vulnerables en los distintos barrios de la ciudad. Este es el caso del Supermercado Don Pepone que implementó la campaña Cliente Solidario que tiene, en primera instancia, al comedor del Barrio Chanico Navarro como principal destinatario de la ayuda solidaria.

Jorge Burgos, uno de los encargados del local, en diálogo con La Portada sostuvoque teniendo presente el sistema de registro de clientes “con cada compra se generan puntos de ahorro que pueden canjear por descuentos al momento de hacer otra compra”. Y agregó que “esta fue la idea principal, pero cuando llegó la pandemia mi jefe (José Luis Palazón) implementó la entrega de bolsones solidarios para que la gente lo abonara cuando pudiera y luego quiso hacer algo parecido con los puntos”.

“Se puso una caja en el mostrador principal y los clientes pueden donar sus puntos y dejarlos allí. Luego, en base a esos puntos se colecta la mercadería por ese valor. Hace pocos días se entregó esa mercadería al comedor de la sede vecinal del barrio Chanico Navarro. La idea es siempre llegar a los sectores más vulnerables de la sociedad”, manifestó.

Burgos destacó la solidaridad de los vecinos que donan sus puntos al tiempo que valoró el esfuerzo de los propietarios del comercio. Remarcó, además, que conociendo las necesidades específicas se podrá realizar una ayuda direccionada.

Indicó, para finalizar, que la campaña de Cliente Solidario continuará y que el destinatario “seguirá siendo el comedor del Chanico Navarro con una entrega semanal. Y si encontramos otro lugar para ayudar seguramente se hará porque queremos llegar a donde más se necesita”.  

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí