La Copa de Doña Rita funciona hace tres años en la sede vecinal del Cañadón de Borquez. Sin embargo ante la cuarentena, la Junta Vecinal resolvió elaborar la merienda en sus casas y entregarla en viandas. Hoy asisten a 36 niños con la ayuda de vecinos y comerciantes. También iniciaron una colecta de ropa y frazadas para quienes más lo necesitan ya que más de 60 vecinos no tienen gas en el barrio.

Fernanda Fernández, secretaria de la Junta Vecinal del Cañadón de Borquez, manifestó en diálogo con La Portada que “la sede vecinal permanece cerrada desde que se anunció el aislamiento social y obligatorio para evitar la circulación de los vecinos del barrio”.

No obstante comentó que continúan con el merendero a pesar de la situación y gracias a las donaciones de comerciantes y vecinos, además de la elaboración propia. “La leche y los alimentos se elaboran en la casa del presidente donde tenemos un sistema de higienización de botellas y se arman las bolsas individuales que se reparten después de las 18 horas”, explicó.

Hoy, de lunes a lunes, se encuentran asistiendo con la merienda a 36 niños y niñas de diferentes barrios de la ciudad. Fernanda reconoció que la demanda se ha incrementado con la contingencia actual por el COVID-19 dado que muchas familias no tienen trabajo y contó que el presidente barrial se encuentra entregando alimentos y ropa a aquellas familias que lo necesitan. 

Fernanda informó en este sentido que se encuentran llevando a cabo una Campaña de Abrigo para ayudar a las familias que no tienen gas y están padeciendo las bajas temperaturas. “La colecta de ropa de abrigo y frazadas es constante. Siempre se acerca gente con donaciones y nos vienen bien porque la gente la está pasando muy mal”, aseguró.

La secretaria de la Junta Vecinal destacó que el año pasado se logró reducir a la mitad la cantidad de familias sin gas en el barrio. Sin embargo señaló que todavía faltan 60 hogares sin contar con el servicio. “A comparación de años anteriores, hemos logrado que muchos vecinos, en la medida de sus posibilidades, puedan conectar el gas pero actualmente mucha gente vive el día a día y no cuenta con un ingreso económico para hacerlo”, planteó.

Fernanda sostuvo que la asistencia social a los vecinos es continua y no se ha modificado con la cuarentena a pesar de que respeta el aislamiento obligatorio. “La gente la está pasando mal, pero entre todos podemos salir adelante y nosotros seguimos trabajando desde nuestras casas, asistiendo a los vecinos que es nuestro mayor compromiso como Junta Vecinal”, enfatizó.

Por último agradeció a la comunidad y a los comerciantes por sus colaboraciones. “Estamos de lunes a lunes con un equipo bastante sólido que se acopla muy bien. Ya llevamos tres años con la Copa de Leche, tenemos mucho más para dar y estamos satisfechos porque se han logrado grandes cosas como Junta Vecinal”, completó.   

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí