El intendente Sergio Ongarato planteó una serie de observaciones al nuevo esquema anunciado por el Gobierno de la Provincia que estipula la habilitación de algunas actividades.

Cuestionó la circulación por DNI, reclamó mayores controles en los accesos a la región, dijo que la venta por delivery no funcionará y alertó sobre la situación límite del comercio.

El jefe comunal repasó los alcances de la videoconferencia con el gobernador Mariano Arcioni y adelantó, asimismo, que este martes bien temprano le envió un correo electrónico al mandatario provincial con sugerencias.

Solicitó rever medidas puntuales y entendió que al no tener presencia del virus en la localidad, y alrededores, podría existir una mayor flexibilidad.

“Si bien es bueno que se permita trabajar un poco más, hay cuestiones que en nuestra comunidad, y en Trevelin también, no van a funcionar”, acentuó, cuestionando que el sistema de envío a domicilio no es el más acertado para el comercio porque “la costumbre acá sigue siendo la de salir en búsqueda de comida nosotros mismos”.

Reafirmó que “vender ropa por delivery no es factible y es algo que le estoy señalando al Gobernador”.

Alertó sobre el estado crítico del sector comercial y lamentó que en el transcurso de los últimos días cinco negocios bajaron la persiana porque “se les hizo insostenible. Detrás sabemos que hay familias perdiendo un medio de vida”.

Aseguró que el escenario en la ciudad es “extremadamente complejo” y comprendió, a su vez, el fuerte enojo de los comerciantes.

Realzó que los cuidados sanitarios deben primar pero al mismo tiempo planteó que producto de la estricta cuarentena para evitar la propagación del virus “peligran muchos puestos de trabajo”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí