Ignacio Torres, diputado nacional de PRO Chubut, explicó en declaraciones a La Portada los detalles del proyecto de Ley de Solidaridad Sindical que impulsa señalando que el mismo “sigue la premisa del Ejecutivo Nacional de que todos los sectores sean solidarios incluyendo a un sector que no ha sentido el impacto de la facturación como los sindicatos”.

Agregó en este contexto que el objetivo “es suspender el aporte durante noventa días y que ese dinero – en lugar que quede en las arcas del gremio – esté en manos del trabajador. Esto está fundando en que implícitamente hubo acuerdos entre los empleadores y los trabajadores para reducir los salarios”.

El legislador nacional aseguró que pasados los noventa días “los sindicatos recuperarían ese dinero en doce cuotas sin intereses”. Remarcó que “algunos sindicatos lo han planteado ellos directamente. Mi proyecto trata de reducir lo más posible los despidos que se hacen de manera implícita por más que haya un decreto”.

Torres fue preciso al sostener que de aprobarse el proyecto “los trabajadores tendrían más liquidez para atravesar la crisis sanitaria”.

Al ser consultado respecto de si fue considerado el hecho que los sindicatos cuentan con empleados a los que debe abonar sus salarios, pagar alquileres, servicios y gastos diversos aseguró que “esto se contempló y justamente la cuota sindical no es el único ingreso que tienen. Cuentan también con las Obras Sociales. No estarán en riesgo los trabajadores del propio sindicato”. Destacó, asimismo, que “tienen una espalda más que importante para hacer frente a esto y es mucho mayor que la que tienen los propios trabajadores”.

Filantropía, no

Respecto de la posible afectación de los ingresos de los sindicatos que en la actualidad además realizan una tarea social entregando bolsones de alimentos a sus afiliados indicó que “creo la mayor solidaridad que puede haber es que en lugar de hacer filantropía ese dinero se lo den a los trabajadores para enfrentar esta crisis. Esta es la manera más transparente de poder ayudar a quienes verdaderamente lo necesitan”.

Para finalizar, en relación al impuesto a las grandes fortunas que podría implementarse, manifestó que “estoy a favor de gravar el capital. Nuestra matriz fiscal es inequitativa e injusta. No estaría en contra de un proyecto que grave al capital, pero que también haya un desgrave del impuesto al trabajo y a la producción que es lo que más asfixia a la economía nacional”.      

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí