El Estudio de Grabación y Sala de Ensayo cumplió en marzo un nuevo año de vida. Desde su inauguración realizó medio millar de producciones. Es un centro de referencia a nivel patagónico y una debilidad para los músicos de diferentes géneros.

Patagón nace en el 2006 en un pequeño garaje del barrio 133 viviendas. Lito Calfunao y Mara Algarañaz hacían realidad un sueño: montar un estudio de grabación y una sala de ensayo. El comienzo no fue fácil. “Costó mucho”, aseguraron en una entrevista con diario La Portada.

Después de un par de temporadas pudieron mudarse al actual edificio, en la calle Pioneros.  “A la fecha llevamos cerca de 500 producciones”, reveló Calfunao, orgulloso con el proyecto que fue consolidándose con el correr del tiempo.

En diálogo con este medio contó que pese a la crisis económica los últimos meses fueron intensos desde el punto de vista laboral y agregó que en el estudio recibieron a decenas de artistas. “La gente apuesta por la música que suele ser un cable a tierra en momentos difíciles”, señaló.

Rodeado de instrumentos, Lito recordó que comenzaron con lo puesto y que conforme pasaron los años fueron sumando equipos. La inversión en este rubro es clave, realzó mientras paseaba la vista por la sala.    

Celebró luego que en la actualidad son un punto de referencia en la Patagonia y que el prestigio lo alcanzaron a fuerza de sudor y trabajo. Por el lugar pasaron cientos de músicos, solistas y bandas de diversas provincias, de Tierra del Fuego a Neuquén.

“Los más importantes de la zona estuvieron acá”, remarcó en la charla con La Portada y de inmediato agregó que la plataforma en YouTube les permitió dar un gran salto en términos de difusión y masividad. “Nos posibilita mostrar lo que hacemos”, manifestó.

Adelantó que próximamente lanzarán por las plataformas digitales una serie de programas elaborados con artistas. “Salvando las distancias es algo similar a lo que hace Canal Encuentro de la mano de Lalo Mir. La idea es mostrar un par de temas con la calidad de estudio”, acotó.    

Todos los géneros

Detalló que en Patagón trabajan con todos los géneros, “música cristiana, rock, folclore, milongueros, cumbia campera, entre otros”. Subrayó que los eligen por la seriedad y también por la calidad de los equipos de grabación.

“En el 2006 arrancamos de cero y hoy estamos bastante equipados. Es cierto que uno siempre quiere más. Pero creo que tenemos lo esencial que es básicamente calidad de sonido, instrumentos línea profesional, procesadores y consolas”, expresó.

Precisó que armar un disco desde el inicio hasta los detalles finales es una tarea ardua que demanda mucho esfuerzo. “Una producción lleva mínimo 20 horas. Eso es grabación, mezcla y la edición correspondiente”, añadió. 

“Estamos llegando a las 500 producciones y para nosotros ese número es tremendo”, planteó, acotando que muchos de los artistas que vienen a Patagón deciden regresar. “Hay grupos con los cuales ya hemos hecho varios trabajos”, comentó. 

Pasión compartida

Señaló que el día a día en el Estudio de Grabación lo comparte con su pareja, Mara. “Eso es lo que ha fortalecido el proyecto a lo largo del tiempo”, aseveró Calfunao, explicando que tienen roles bien diferenciados: “Ella lleva la parte económica y administrativa. Yo hago la parte operativa”.

Deja un comentario

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí